14/07/2024

“La entidad sionista debe prepararse para declarar una derrota estratégica, que repercutirá en el futuro de la entidad, en su existencia”

Entrevista al subsecretario general del Frente Popular para la Liberación de Palestina, Jamil Mizjer

Jamil Mizjer es uno de los importantes líderes revolucionarios de la Palestina ocupada y como tal viene luchando contra el invasor desde hace años en muy difíciles condiciones. Actualmente, Mizjer se desempeña como Subsecretario General del Frente Popular para la Liberación de Palestina. En esta entrevista, Mizjer,  hace un balance de la lucha del FPLP desde su fundación y aborda en profundidad la situación que se vive en Gaza y Cisjordania ocupada desde que aconteciera el 7 de octubre pasado la Batalla Diluvio de Al-Aqsa.

Ya han pasado casi seis décadas en que George Habash fundara el FPLP. Si tuviera que hacer un balance del camino recorrido entre aquel momento y el actual, ¿cuál ha sido el principal aporte que su organización ha hecho al accionar de la Resistencia palestina?

Nosotros somos una parte integrante genuina del Movimiento Nacional Palestino y de los Movimientos de Resistencia que se fundaron de acuerdo a una visión y unos objetivos relacionados con luchar y resistir al proyecto sionista y desgastarlo, especialmente mediante la resistencia armada. Con este fin, a lo largo de seis décadas, el Frente popular ha ofrendado muchas sangres derramadas de largas listas de mártires y detenidos en defensa de la causa más justa y sagrada de esta época.

A lo largo de su gloriosa lucha, el Frente Popular ha subrayado su compromiso de ser y seguir fiel a sus principios, ideas, valores y objetivos nacionales, panarábicas e internacionales, encarnados por los primeros líderes de nuestro partido, encabezados por el líder fundador Dr. George Habash, el insigne mártir Abu Ali Mustafá y nuestro Secretario General encarcelado, el Líder y Comandante Ahmed Saadat, que está pagando el precio de su resistencia.

Como parte de nuestra evaluación del desempeño de nuestra lucha a lo largo de seis décadas, decimos con alta humildad y credibilidad que la trayectoria de lucha del Frente Popular ha formado y marcado un nuevo e importante punto de inflexión en la historia de la lucha palestina. Sobre todo, mediante  sus operaciones de resistencia, y especialmente las realizadas en el exterior, que han logrado una mayor visibilización de la Causa Palestina y han llamado la atención del mundo hacia la causa de todo un pueblo que sufre la ocupación.

La presencia del Frente Popular dentro de los Movimientos de Resistencia palestinos, árabes e internacionales constituyó una contribución y suma cualitativa a la lucha nacional palestina.

El Frente Popular logró junto con todas las fuerzas nacionales, preservar el Movimiento Nacional de Liberación y la existencia de todo lo que es Palestina, así como, frustrar los planes de la ocupación, encaminados a destruir la existencia y golpear la identidad nacional y la unidad por introducir la derrota entre sus filas.

El Frente Popular logró frustrar el proyecto sionista de los ¨Vínculos/ Ligas de Fuerzas¨, para los cuales, la ocupación intentó crear un instrumento como su agente dentro de Palestina Ocupada. También ha logrado y consiguió el Frente Popular transformar la Causa Palestina en una causa internacional por excelencia, atrayendo a todos los Movimientos de Liberación y revolucionarios en todo el mundo. Con la historia de lucha, el nombre, las operaciones y el programa político del Frente Popular, se ha contribuido a llevar a conocer y revivir la causa palestina en el mundo.

Es cierto que el Frente Popular aún, no ha logrado alcanzar los objetivos para los cuales fue creado y es cierto también que su trayectoria y su larga experiencia de lucha ha sido acompañada de altibajos y obstáculos, sin embargo, hoy el Frente Popular sigue trabajando y luchando hacia las mismas metas, objetivos y visiones que fueron establecidos desde la fundación. No se ha quebrado, ni debilitado, ni ha hecho o entregado concesiones, ni se ha cedido a chantajes o regateos, a pesar de todos los sacrificios y persecuciones. Por lo tanto, el Frente Popular continuará en su justa lucha por todos los medios, proseguirá la marcha de la Intifada y la resistencia, junto con todas las Fuerzas Revolucionarias para derrotar los continuos proyectos sionistas-estadounidenses que pretenden la liquidación y eliminación de la existencia palestina. Por lo tanto, trabajaremos para preservar y fortalecer nuestra unidad nacional de lucha por todos los medios.

La Batalla del Diluvio de Al-Aqsa puesta en marcha el 7 de octubre pasado contó desde el comienzo con el concurso del aparato armado del Frente Popular. ¿Cuál es el papel que le tocó desempeñar en los inicios de la operación a las Brigadas Alí Mustafá tanto en Gaza como en Cisjordania ocupada?

Al igual que otras facciones de la resistencia palestina, las Brigadas del Mártir Abu Ali Mustafá, brazo armado del Frente Popular, desempeñaron un papel importante en la batalla del Diluvio de Al-Aqsa. Desde el inicio de la batalla hasta el día de hoy, han ofrendado docenas de mártires y heridos de sus combatientes, que fueron martirizados en el campo de batalla junto con sus camaradas de otras facciones de la resistencia. Este papel y participación de los camaradas de las Brigadas se hizo de forma integral entre Gaza y Cisjordania; mientras nuestros combatientes de diversas unidades participaban en la batalla en curso en la Franja de Gaza, nuestros camaradas de las Brigadas trabajaban desde Cisjordania para llevar a cabo operaciones de apoyo a la resistencia en Gaza, con una serie de operaciones militares contra las colonias y colonos, posiciones militares y cuarteles de la ocupación.   Además,  participaron nuestros combatientes en la tarea de hacer frente y resistencia a las continuas incursiones de la ocupación en las ciudades, pueblos y campamentos de Cisjordania.

Es de suponer que una operación de tal envergadura debió ser preparada con anticipación y apelando a medidas de seguridad extrema para que no sea descubierta. ¿Esperaban las organizaciones de la Resistencia sorprender de tal manera al aparato militar y de inteligencia “israelí”, considerado uno de los más poderosos del mundo? ¿Qué enseñanzas y consecuencias deja esa importante victoria inicial de cara al futuro de la lucha palestina?

La Operación del Diluvio de Al-Aqsa no podría haber tenido éxito sin la práctica del engaño y del factor sorpresa a los altos niveles por parte de la resistencia palestina para asegurar lograr sus objetivos tácticos y estratégicos.

La Resistencia Palestina ha logrado con sus tácticas practicadas durante la operación superar los medios de los servicios de inteligencia sionistas, especialmente los aparatos de servicio de inteligencia sionista “AMAN” y Unidad 8200, que son considerados como unidades de inteligencia más avanzadas del mundo.

Entre las lecciones más importantes aprendidas de las operaciones del Diluvio de Al-Aqsa, está la capacidad de la Resistencia Palestina con pocas posibilidades frente a las enormes potencialidades sionistas de lograr una derrota contundente contra la ocupación, así como la capacidad de destruir su fuerza de disuasión que siempre la ocupación ha elogiado con “orgullo”.

A partir del 8 y 9 de octubre “Israel” descargó sobre el pueblo      de Gaza un ataque descomunal, generando un genocidio de grandes proporciones. ¿La Resistencia esperaba una reacción de este calibre por parte del sionismo?

La resistencia conocía bien a este enemigo criminal y esperaba que llevara a cabo todas las formas de masacres, asesinatos y exterminio; es una característica constante de su doctrina criminal que se formó a lo largo de los años de su ocupación y se ha convertido en parte integral de su programa actual. Sin embargo, no esperaba la resistencia palestina que los crímenes sionistas y la guerra de aniquilación alcanzaran un nivel sin precedentes de bombardeos, matanzas y destrucción de todos los elementos y sostenes de la vida en la Franja de Gaza.

El crimen sionista no tiene comparación alguna, han superado los crímenes nazis y fascistas, e incluso lo que los tártaros cometieron contra la humanidad.

Sin embargo, llama la atención que, a pesar de la ofensiva criminal sionista, no hubo un día sin que la Resistencia en su conjunto dejara de producir acciones de respuesta o de abierta ofensiva. Este accionar y la actitud heroica del pueblo palestino practicando en todo momento la desobediencia frente al enemigo, han sido dos factores importantes ¿Sigue habiendo mucha adhesión en la población para con la Resistencia, y si es así, ¿cómo se manifiesta?

 Es mérito de la Resistencia Palestina que, a pesar de todas las formas y niveles de destrucción, matanza, terrorismo y del enorme poder militar respaldado por armas estadounidenses y occidentales prohibidas internacionalmente, haya podido resistir e incluso llevar a cabo verdaderas batallas de desgaste contra la ocupación. La Resistencia libró –y lo sigue haciendo- una guerra de guerrillas contra la ocupación, de casa en casa, de callejón en callejón, en los barrios destruidos y enfrentándose a ellos a “distancia cero”, cuerpo a cuerpo, causando al enemigo grandes pérdidas en vidas, vehículos y blindados. También ha mantenido el lanzamiento de cohetes y misiles contra los asentamientos colonias de ocupación, incluso desde el corazón de las zonas que la ocupación afirmaba haber capturado.

Lo que ha conseguido la Resistencia son logros cualitativos que han despertado la sorpresa y la admiración del mundo entero, las tácticas de la resistencia se estudian en las escuelas de seguridad y militares más famosas.

El hecho de que las facciones de la resistencia armadas con las armas más sencillas mantengan un alto nivel de control sobre el campo de batalla y sigan llevando a cabo operaciones contra miles de unidades militares sionistas en la Franja de Gaza es un logro militar sin precedentes para las facciones de la resistencia.

En ese mismo sentido: en las declaraciones formuladas por distintos voceros de la Resistencia, la libertad de los prisioneros palestinos aparece como uno de los objetivos fundamentales del Levantamiento del 7/O. ¿Qué representan esos rehenes en cárceles sionistas para la causa revolucionaria palestina?

La causa de los prisioneros palestinos siempre ha sido una causa nacional central, y el objetivo de liberarlos de las cárceles de ocupación siempre ha sido una de las prioridades de la resistencia.

La utilización de todos los medios disponibles, incluidos los militares, para liberar a los prisioneros militantes refleja una importante cuestión moral, antes de ser una cuestión nacional; la recompensa para este prisionero que dio su vida y su juventud por la patria es liberarlo, que pueda vivir libre y dignamente en su patria y entre sus hijos. Por eso, las facciones de la resistencia, encabezada por el Frente Popular, estableció la meta de liberar a los prisioneros como una de las prioridades de sus luchas. Antes y durante los años de lucha, han logrado las facciones de la resistencia liberar a miles de prisioneros mediante procesos de intercambios honorables.  Basándose en estas experiencias, se lanzó la Operación del Diluvio de Al-Aqsa para liberar a los prisioneros y estamos decididos a cumplir la promesa, con lealtad a ellos, insistiendo en lograr un acuerdo de un canje para la liberación de todos los prisioneros de las cárceles de la ocupación.

¿Cómo viven los luchadores palestinos el silencio cómplice de los organismos internacionales mientras se siguen desarrollando las masacres, la destrucción de hospitales, escuelas, mezquitas?, Y a la vez, cómo sienten la solidaridad de los pueblos del mundo  para con la causa  palestina.

Siempre hemos sentido que existe una clara parcialidad y una total complicidad de las organizaciones internacionales con la entidad sionista. Esto siempre ha sido una recompensa y estimulación para que la ocupación continúe con sus crímenes y le ha dado luz verde para aplicar sus planes destinados a imponer sobre el terreno hechos consumados para reforzar su ocupación, practicar la política de asentamientos y judaización, vaciar la tierra de su población, cometer masacres, ampliar las detenciones, demoler casas y confiscar tierras. Con su silencio y complicidad, las instituciones internacionales han dado “legitimidad” a las prácticas de la ocupación, adoptando una política de doble rasero y doble moral al tratar cualquier cuestión relacionada con la confrontación palestino-sionista.

Por lo tanto, nuestro pueblo no confía en estas instituciones y las considera parte de las herramientas de la ocupación destinadas a “aprobar y legitimar” su ocupación, así como, tratar de embellecer su rostro asesino.

Al mismo tiempo, estamos muy orgullosos del nivel generalizado de solidaridad de distintos pueblos del mundo con nuestra causa, que han aumentado de forma espectacular y sin precedentes tras la guerra genocida sionista contra la Franja de Gaza. Consideramos  que este abrumador estado de ánimo popular fue una razón importante para que algunos países occidentales como Reino Unido, Francia, Canadá y Australia se retractaran de sus posiciones hostiles declaradas en apoyo a la ocupación y sus crímenes en la agresión, también contribuyó a un verdadero cambio de estado dentro de los partidos occidentales, especialmente en Estados Unidos y Reino Unido. A través de esta amplia solidaridad con nuestra causa, la narrativa palestina logró romper la fortaleza inquebrantable construida por el lobby sionista en los países del mundo, de modo que, la causa palestina y la verdad sobre lo que está sucediendo en Palestina entrara en todos los hogares del mundo, en contraste con la exposición y desenmascaramiento de la narrativa sionista basada en mentiras y mitos agresivos- criminales talmúdicos, en un intento de poner el ocupante agresor como la víctima y viceversa.

En el Eje de la Resistencia conviven expresiones islámicas, nacionalistas y como en el caso del FPLP, marxistas, ¿Ha sido ese arco ideológico un impedimento para generar como en el presente, un mando unificado en la lucha?

Por el contrario, el objetivo de liberar el ser humano del colonialismo, la ocupación y la dependencia siempre ha sido un objetivo que trasciende ideologías y partidos; lo que distinguió al FPLP desde su fundación hasta hoy, es su definición sobre cuál es el campo de los amigos y cuál es el campo de los enemigos, colocó en el campo de los amigos a todas las fuerzas que coincidían con él en la resistencia a la ocupación, independientemente de su ideología o religión. Aunque en muchos aspectos de estos objetivos comunes hay alianzas tácticas, a la luz de las diferencias en algunas visiones en aspectos intelectuales, religiosos y sociales, siguen siendo diferencias menores que no afectan al objetivo común de resistir a la ocupación. La presencia y participación del Frente Popular dentro del Eje de Resistencia que incluye a las fuerzas islamistas ha sido un éxito para la visión del FPLP.

En varios comunicados del Frente y también en el de otras organizaciones de la Resistencia, se critica duramente a la Autoridad Nacional Palestina por sus posiciones con respecto al gobierno “israelí”. ¿En este caso se puede hablar de una ruptura total con dicha Autoridad?  Le pregunto esto porque, por otro lado, a nivel de contactos internacionales siempre aparece Mahmoud Abbas como el representante palestino.

De hecho, existe un distanciamiento total entre el Frente Popular y la Autoridad Palestina; debemos distinguir aquí entre nuestra comunicación con Al Fatah y nuestra comunicación con la Autoridad, a pesar de que el movimiento controla las riendas de la Autoridad. Sin embargo, en el marco de intentar unificar a todo el aspecto nacional  palestino y atraer a Al Fatah al campo nacional después que su dirección cometiera errores catastróficos, por los que nuestro pueblo sigue pagando la factura hasta ahora, especialmente la firma de los Acuerdos de Oslo y su comportamiento político sobre el terreno: consideramos el Movimiento Al Fatah como parte integrante del mapa político y del movimiento nacional palestino. Hemos trabajado durante los últimos años para intentar presionar políticamente al Movimiento Al Fatah para que lleve a cabo una revisión política de su programa y comportamiento, y de la política de hegemonía y exclusión, así como, realizar cambios en la doctrina de la Autoridad y su visión nacional, para que estén al servicio y el interés del programa nacional y no como una herramienta para proteger la ocupación y a los colonos o ejercer las herramientas de persecución política contra los luchadores de la resistencia y los activistas políticos.

Desafortunadamente, nos encontramos con un conjunto de obstáculos, el más importante de los cuales es la insistencia de la propia Fatah de no separarse de la Autoridad y sus prácticas, o el intento constante de obstruir la aplicación de las decisiones nacionales que se acordaron en presencia de todos los partidos nacionales. Aunque la legitimidad política está en manos de los dirigentes de la Autoridad, la debilidad de ésta, su preocupación por sus conflictos internos y su corrupción han limitado su influencia e impacto y su capacidad para dirigir o representar al pueblo palestino.

Por lo tanto, como parte de los resultados de la importante batalla del Diluvio de Al-Aqsa, nosotros en el FPLP buscamos y luchamos por renovar la legitimidad palestina y reactivar la institución nacional inclusiva en presencia de toda la comunidad nacional, con la representación de todo nuestro pueblo en la patria y la diáspora, de acuerdo con una estrategia nacional basada en la adhesión a los principios y derechos nacionales, basados en el concepto de la asociación nacional  de participación en la toma de decisiones.

¿Qué consideración le merecen los aliados de la lucha Palestina, como son Hezbollah, Yemen, la resistencia iraquí, Siria e Irán?

Los recientes acontecimientos desde el estallido de la batalla del Diluvio de Al-Aqsa y la entrada de estas partes en esta batalla, abriendo un frente de desgaste contra la ocupación sionista y sus aliados del Occidente, han demostrado la credibilidad, las posiciones y el programa de esta alianza. Su insistencia en apoyar a la resistencia palestina, ofrendar  grandes precios de pérdidas por la continuación de este apoyo y respaldo constituyen los más altos niveles de sacrificio y credibilidad, fortaleciendo la capacidad de la resistencia palestina para seguir luchando y mantenerse firme, sabiendo que cuenta con un fuerte aliado capaz de hacer impactos significativos en el curso de la batalla y contribuir al cese de la agresión.

¿Es imaginable que EE. UU comience a soltarle la mano al gobierno sionista, o pesará el hecho de ser parte de un mismo cuerpo para intentar someter al pueblo palestino?

Lo que está ocurriendo ahora es un intercambio de papeles entre la administración estadounidense y la entidad sionista; no hay diferencia sobre la esencia de los objetivos de la agresión continuada entre la administración estadounidense y la ocupación «israelí», pero la diferencia está en algunas tácticas secundarias, para que la administración estadounidense intente aliviar la presión a la que está expuesta por la calle estadounidense e incluso por miembros progresistas dentro del Partido Demócrata. No imaginamos que vaya a haber un desplazamiento o un cambio real en la posición estadounidense, que considera a la entidad sionista como una herramienta avanzada para ella, su continuo apoyo y respaldo con dinero y armas y dándole legitimidad política es parte integrante de la doctrina constante estadounidense. Por lo tanto, la verdadera cara ante nosotros es que la administración estadounidense es un socio clave en la agresión y está plenamente implicada en esta agresión.

Al mismo tiempo, los últimos acontecimientos han revelado el comienzo de una debilidad en la capacidad de la administración estadounidense para disuadir o reforzar su hegemonía en la región e incluso en el mundo frente al ascenso de otras grandes potencias como China, Rusia y otras. La escalada de apoyo a la causa palestina en el interior del país y la ira contra el continuo apoyo estadounidense a la ocupación «israelí» pueden ser el preámbulo de que Estados Unidos abandone su apoyo a la entidad sionista, tras darse cuenta de que al seguir protegiendo a esta entidad, que es incapaz de protegerse a sí misma, ha perdido su poder de disuasión y está rodeada por un fuerte frente de enemigos. Esto se ha convertido en una carga para los Estados Unidos y constituye un punto de debilidad para él.

¿Qué ha demostrado en términos militares y de solidaridad, la réplica efectuada por la República Islámica de Irán al atentado sufrido en el consulado iraní en Damasco?  “Israel” y la prensa amiga minimizaron dicha respuesta señalando que los drones y misiles iraníes fueron interceptados. ¿Cuál es la verdad sobre ello?

Militarmente, la República Islámica de Irán posee importantes capacidades militares y ha demostrado que es una importante fuerza de equilibrio en la región, que se debe contar con ella y calcular bien su poderío, que es capaz de trazar nuevas reglas de enfrentamiento en la región.

En términos de solidaridad, la fuerte presencia iraní y su reciente respuesta fortalecen la posición palestina y refuerzan la determinación de la resistencia de continuar su enfrentamiento con la agresión.

Los recientes ataques iraníes contra la entidad sionista reflejan que, a pesar de las medidas y prácticas aceleradas de Estados Unidos y otras potencias occidentales por poner toda su capacidad militar en proteger el espacio aéreo de la entidad para impedir la llegada de misiles, estos ataques, la cantidad de los misiles lanzados a la entidad sionista e incluso la valiente decisión de golpear a la entidad es un cambio estratégico y cualitativo en la batalla que se atribuye a Irán. Además,  refuerza su presencia y disuasión, y constituye nuevas reglas de enfrentamiento.

Los intentos de la ocupación y sus aliados de minimizar los resultados de estos ataques son un intento de absorber el estado de ira y miedo en el interior sionista y de huir saltando hacia adelante para tratar de evitar la próxima vez cualquier respuesta militar iraní más poderosa.

Todo parece indicar que, dada la fuerza de la Resistencia y el tiempo transcurrido sin obtener resultados, salvo el aumento de las masacres, a Netanyahu no le quedan más opciones que seguir “huyendo hacia adelante”, descargando más horror sobre la población civil, o abandonar el cargo. Si esto último se diera, ¿cree que podría haber algún cambio fundamental en cuanto a la ocupación territorial por parte del sionismo?

Netanyahu no tiene más opciones que reconocer los hechos sobre el terreno y reconocer su total fracaso a la hora de lograr cualquiera de sus objetivos imaginarios de destruir la resistencia y liberar a los prisioneros. El criminal Netanyahu y su banda deben prepararse para una tormenta política dentro de la entidad sionista y él debe prepararse para un destino similar al de todos los asesinos y criminales de guerra a lo largo de la historia; su destino es inevitablemente el basurero de la historia como criminal de guerra y el político más sucio y cobarde.

La entidad sionista debe prepararse para declarar una derrota estratégica, que repercutirá en el futuro de la entidad, en su existencia y en el devenir de la confrontación a favor del pueblo palestino. Los resultados del Diluvio de Al-Aqsa son el primer clavo en el ataúd de esta criminal entidad sionista. 

Ante este nuevo aniversario de la Nakba, ¿puede considerarse este Holocausto que se vive en Gaza y sus derivados en los territorios ocupados, como una continuidad de una misma política que busca hacer desaparecer al pueblo palestino?

-El holocausto sionista y la guerra genocida en Gaza es una extensión de los crímenes cometidos por la entidad sionista contra el pueblo palestino. Estos no comenzaron en la fecha de la Nakba, sino muchos años antes, y son una extensión de las masacres cometidas por las bandas sionistas antes y después del establecimiento de la entidad. Es una expresión de la doctrina sionista constante y de la mentalidad criminal que ocupa a los sionistas. Pero lo que distingue a este holocausto en curso en Gaza es que los niveles de destrucción, matanza y masacres no tienen precedentes y son muy superiores a los de la criminalidad sionista anterior, o incluso en conflictos y guerras anteriores.

La Resistencia expresa en sus declaraciones que esta lucha es “de martirio o victoria”. ¿Están más cerca, como pueblo, de un triunfo definitivo?

Los acontecimientos en curso sobre el terreno, ya sea en la Franja de Gaza o en Cisjordania, el legendario estado de firmeza encarnado por nuestro pueblo y su heroica resistencia, la exposición del proyecto sionista a la opinión mundial, la prominencia de la cuestión palestina en el escenario de los acontecimientos mundiales y la expansión y difusión de manifestaciones masivas a favor de Palestina y en denuncia a la ocupación y el apoyo occidental a la misma, son precursores y predecesores que confirman que la causa de Palestina triunfará y que la derrota del proyecto sionista en Palestina está más cerca que nunca.

Así como, el conflicto interno sionista refleja también las bases de fortalecimiento de la crisis existencial en el seno de una sociedad sionista alimentada por el racismo y el fascismo. No hay futuro ni existencia para una sociedad tan artificial que se construyó sobre las ruinas de otro pueblo y que no tiene civilización ni historia.

Tenemos plena confianza en la victoria, la estamos viendo en los ojos de nuestros niños, mujeres y en las armas de nuestros rebeldes revolucionarios.

Por Carlos Aznárez

Imagen: A la derecha de la foto, Jamil Mizjer con el máximo Líder del Movimiento de Al Jihad Islámico, Ziad Nakhaleh

mizjer-51621.jpg

Encontrá lo que buscás