Libertad a los presos de la Tablada.

 

Presos de La Tablada: Escuchen sus reclamos
 
Al cierre de esta edición se cumplían 61 días de la 2da huelga de hambre en este año[1] llevada a cabo por los presos de Tablada. Dos de ellos, Gustavo Menotti y José Moreno habían sido internados. En un gesto más de su indudable calidad de militante revolucionario principista frente a la represión, el destacado intelectual Osvaldo Bayer, quien durante meses hizo de sus columnas de opinión en un conocido medio de prensa oficial una defensa de la causa de los presos de Tablada, realizaba un “plantón” en la puerta de la Casa Rosada, reclamando que De La Rúa lo recibiera.
 
 Casi diariamente, durante 2 meses, familiares, personalidades y militantes de los derechos humanos se dan cita en las Plazas de Mayo o del Congreso, frente a los Poderes Ejecutivo y Legislativo de la Nación para reclamar atención al pedido de los huelguistas:
-Que se dé curso a la resolución de la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) de la OEA que considera el juicio que los condenó violatorio del Pacto de San José de Costa Rica por no haber dado lugar a la segunda instancia de la vía judicial y reclama reparación a los presos y derecho a la segunda instancia.
De este modo, los presos luego más de 10 años de cárcel quedarían en su mayoría en libertad al merecer el cómputo de la ley procesal argentina que reconoce 2 años por cada año de prisión bajo proceso..
Luego de innumerables reclamos nacionales e internacionales, entre los que señalamos 5 premios nóveles, y para acallarlos, el Poder Ejecutivo con la firma del Presidente, De la Rúa y del Ministro de Justicia, su hermano De La Rúa presentó un proyecto de ley que es rechazado por los huelguistas por anticonstitucional y nuevamente violatorio del Pacto: Admite una revisión pero no en carácter de doble instancia, es decir no reconocería el tiempo transcurrido como de proceso en curso, sino como sentencia firme con lo cual seguirían presos. Además el mismo proyecto señala que para futuros casos de delitos juzgables bajo la ley de “Defensa de la Democracia” que los condenó, sí se consideraría la doble instancia. Con ello desde el mismo proyecto se establece un caso de desigualdad ante la ley inadmisible.
 
Nuestra revista suma su voz al reclamo por la satisfacción de los reclamos de los presos de Tablada y contra la farsa del sistema judicial argentino, que mientras comete arbitrariedades con este puñado de militantes de izquierda, dejó libre a los genocidas militares que torturaron, mataron y robaron niños.


[1] Este mismo año hubo otra por 43 días levantada bajo la promesa del gobierno nacional de atender sus reclamos que no fue atendida