Presentación de la Asociación Antonio Gramsci.

Romero, Aldo Andrés

 

"GRAMSCI Y LA REVOLUCIÓN DEL OCCIDENTE: EUROPA-AMÉRICA"
 
La Asociación Antonio Gramsci[1], filial argentina de la International Gramsci Society[2], hizo su primera actividad pública organizando el Encuentro realizado los días 20 y 21 de octubre con el lema "Gramsci y la Revolución del Occidente: Europa-América", que contó con auspicio del Instituto Italiano de Cultura y de la Cátedra Libre Antonio Gramsci (Fac. Cs. Sociales-UBA). El éxito del encuentro confirma la oportunidad de la iniciativa y la posibilidad de darle continuidad con metas aún más ambiciosas.
 
La valoración del encuentro debe hacerse desde diversos planos. El primero, que está lejos de ser meramente protocolar, es la presencia de Gramsci en la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo. En este sentido, no se trata sólo de que la Casa de las Madres brindó un espacio físico para la realización del evento, sino de la cálida acogida que dieron Hebe de Bonafini y la dirección toda de Madres a los invitados internacionales y organizadores del encuentro, y el discurso con que Vicente Zito Lema de hecho abrió las sesiones, destacando la importancia del aporte gramsciano al pensamiento crítico y a todas las formas de resistencia al neoliberalismo y el capitalismo.
Otro aspecto a destacar es la concurrencia: el centenar de compañer@s que se hizo presente el día viernes, la atención prestada a las exposiciones y la cantidad de inscripciones a la Asociación, son otros tantos indicadores del interés por la obra de Gramsci.
Pero lo más importante fue sin duda el nivel e interés de las exposiciones a lo largo de las dos sesiones, coordinadas con solvencia por Emilio Corbiere y Daniel Campione. Los invitados extranjeros tocaron un amplio abanico de cuestiones: "Actualidad de Gramsci en el debate teórico y político contemporáneo" (Guido Liguori), "Gramsci contra el Occidente" (Marcos del Roio), "Antonio Gramsci y la globalización al revés" (Giorgio Baratta), "El concepto de sociedad civil en Gramsci y el Brasil de hoy" (Carlos Nelson Coutinho), con precisiones y énfasis naturalmente diversos, pero con una significativa coincidencia por un lado en rechazar los reiterados intentos de presentar a Gramsci como un pensador socialdemócrata cuando no liberal, y en utilizar por otro las categorías y el método de Gramsci como instrumentos para la crítica del capitalismo y la lucha emancipadora. Las intervenciones de Nestor Kohan, Aldo Andrés Romero, Claudia Korol, Antonino Infranca, Hugo Calello, Andrés Méndez e Irene Muñoz aportaron una apretada muestra de los alcances, riqueza y diversidad de la crítica y reflexión teórico-política inspirada en el legado del revolucionario italiano.
Digamos, finalmente, que más allá de algunos inconvenientes técnicos, el encuentro fue la oportunidad para la presentación del bello e instigante vídeo New York e il mistero di Napoli. Viaggio nel mondo di Gramsci raccontato da Dario Fo, ideado y dirigido por Giorgio Baratta (subtítulado en castellano).
 
El éxito del encuentro representa un estímulo y una renovada exigencia. La Asociación Antonio Gramsci deberá avanzar en su organización buscando incrementar en cada paso la adhesión e involucramiento de más compañer@s. Esto implica una estrecha colaboración con la Cátedra libre Antonio Gramsci, en torno a la cual puede articularse un esfuerzo sostenido de difusión, formación y profundización teórica, y con las diversas revistas sensibles al aporte gramsciano: es posible proponer, por ejemplo, que en VII Encuentro de Revistas Marxistas Latinoamericanas que sesionará el próximo año en Buenos Aires, se organice un espacio específico para rescatar y trabajar el legado de Gramsci.
 
Por otra parte, cabe destacar que en coincidencia con el 110 aniversario del nacimiento de Gramsci, la International Gramsci Society impulsa un encuentro mundial que, bajo el lema Leer Gramsci Entender a Realidade, tendrá lugar entre los días 26 y 29 de setiembre del 2001 en la Escuela de Servicio Social de la Universidad Federal Río de Janeiro (donde es profesor Carlos Nelson Coutinho). Se piensa combinar el trabajo en tres reuniones plenarias y tres talleres que sesionarán simultáneamente, con el objetivo de establecer por un lado un "cuadro de situación" de los múltiples proyectos editoriales de la obra de Gramsci en los más diversos idiomas y países del mundo, y un examen riguroso de los conflictos y desafíos que enfrenta hoy la humanidad. Y una de las jornadas será dedicada a la realización del Congreso Mundial de la IGS. Naturalmente, la Asociación Antonio Gramsci difundirá y alentará la participación en este importante encuentro a realizarse en Río. Y tratará, además, de "prolongarlo" de alguna manera con dos actividades en nuestro país: un nuevo encuentro sobre Gramsci en Buenos Aires los días 2 y 3 de octubre del 2001, y el 4 y 5 de octubre, en Córdoba, unas jornadas enlazando la figura de Gramsci con el homenaje al desaparecido José Aricó, uno de sus principales difusores en Argentina y Latinoamérica.
 
Como puede verse, la "agenda" es ambiciosa, pero también realista, si se advierte que no se trata de un proyecto prepotente o excluyente: el buen uso de Gramsci no reside en colocarlo en un pedestal más alto que otros, o convertirlo en un icono venerable, sino en reintegrarlo con pleno derecho a la riqueza multiforme del marxismo que vive y se desarrolla con el movimiento real de la clase que vive de su trabajo.



[1] Art. 2. Son sus propósitos: Difundir la obra y el pensamiento de Antonio Gramsci y de los más significativos autores del pensamiento marxista; publicar y difundir sus escritos u obras suyas o de terceros sobre su vida y concepción política, filosófica e histórica; difundir por todos los medios de comunicación, libros, folletos, boletines, diarios, revistas, espacios de debates y divulgación, así como programas de radio, televisión, Internet o cualquier otro medio que se incorpore a la comunicación; organizar actos, seminarios, conferencias y encuestas con dichos fines; establecer becas para estudios e investigaciones; realizar convenios y acuerdos con organizaciones e instituciones académicas, entidades civiles, culturales y científicas, deportivas, políticas, educativas, artísticas, ecologistas, barriales o de bien público, institutos, organismos gubernamentales, intergubernamentales u organizaciones no gubernamentales, tanto dentro del ámbito del país como del exterior; difundir y mantener relaciones de mutua colaboración y coordinación de iniciativas y actividades en el ámbito local e internacional con asociaciones similares, como asimismo difundir sus actividades; publicar revistas, libros o boletines; invitar a personalidades representativas nacionales o internacionales de los diferentes ámbitos de su incumbencia a dictar cursos, conferencias, debates, seminarios, etc.; promover la fundación de un archivo y biblioteca sobre el movimiento obrero y socialista en diversos ámbitos y épocas, pronunciarse contra cualquier acción o expresión discriminatoria, antidemocrática o fascista. (De los Estatutos de la Asociación Antonio Gramsci).
 
[2] Ver "La International Gramsci Society en el 'mundo grande, terrible y complicado'", en Herramienta nº 11, Primavera/Verano 1999-2000.