Murió Graciela Alonso, una de las fundadoras de la Colectiva Feminista La Revuelta


Por Laura Loncopan Berti

Fue una de las referentes feministas más importantes de la región y tuvo una destacada participación en la vida gremial de la docencia universitaria.

Graciela Alonso, una de las fundadoras de la Colectiva Feminista La Revuelta, murió hoy. Tenía 59 años. Fue profesora e investigadora en la Universidad Nacional del Comahue, integrante del sindicato Adunc y consejera superior.

Docente en la facultad de Ciencias de la Educación y magíster en Investigación Educativa, Graciela fue co-autora del protocolo de intervención para casos de abuso de poder y violencias sexistas de la Universidad. Dirigía la Especialización en Educación y Estudios Interculturales, de géneros y sexualidades.

“En un grupo feminista la exposición es permanente, pero para mí tiene un atractivo muy particular. Siempre dije que lo que más me entusiasma de nuestras acciones es la calle, los escraches, la acción directa con un poco de forcejeo, gritos, impertinencia, restregarle en la cara a un/a policía, un juez, un político/a que su autoridad o su cargo no me conmueven, no me asustan y no significan nada para mí”, aseguró Graciela en el libro “Colectiva Feminista La Revuelta, una bio-genealogía”, que compila la historia de vida de las mujeres que crearon la agrupación en 2001 y repasa los casos más emblemáticos de violencia sexista en los que intervinieron.

El 8 de marzo de aquel año fue la presentación pública de la organización. En aquella oportunidad Graciela junto a Ruth Zurbriggen y Valeria Flores marcharon por primera vez con una pancarta que decía: “Anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”.

Graciela Alonso fue una de las creadoras de la Colectiva Feminista La Revuelta, en 2001. (Gentileza).-

Hoy, La Revuelta fue la encargada de confirmar su muerte e informar que mañana se hará una despedida en el Salón Azul de la Biblioteca Central de la Universidad Nacional del Comahue, desde las 14.

 

 

Graciela Alonso era una figura permanente en las marchas y actividades feministas de Neuquén. (Archivo Matías Subat).-

Publicado por el diario Río Negro