“El comercio y el clima están en ruta de colisión”


Por Comunicado de prensa de GRAIN

El nuevo acuerdo comercial UE-Mercosur aumentará en un tercio las emisiones de gases con efecto de invernadero procedentes del comercio de tan sólo ocho productos agrícolas.

Cuando los gobiernos están a punto de reunirse en Madrid para discutir sus próximos pasos en la urgente lucha contra la crisis climática, las organizaciones campesinas europeas y latinoamericanas, y sus aliados, denuncian a esos mismos gobiernos por impulsar acuerdos de liberalización de comercio que aceleran las emisiones de gases con efecto de invernadero.

El acuerdo de libre comercio UE-Mercosur, el ejemplo más reciente de este impulso, concluyó sus negociaciones en junio pasado. Se lo presenta como un acuerdo comercial posterior al Acuerdo de París. De hecho, la UE se jacta de que Bolsonaro renunció a su promesa de campaña de abandonar el acuerdo climático para asegurar el acuerdo comercial. Sin embargo, su premisa central es aumentar el comercio de una serie de productos que alteran el clima, como automóviles, carne bovina industrial, etanol y soja.

Un estudio de GRAIN, publicado hoy, muestra que el pacto comercial intensificará las emisiones climáticas de ocho productos agrícolas en 8.7 millones de toneladas anuales, un tercio más que lo se producirá este año. Más de 80% de estas emisiones provendrán de un sólo producto: la carne bovina del Mercosur. Del lado europeo, las emisiones procedentes de exportar productos lácteos crecerá en un 500%.

“El comercio y el clima están en ruta de colisión”, dice Claude Girod de la Confédération Paysanne en Francia. “La drástica reducción de emisiones de gases con efecto de invernadero requiere reorientar radicalmente la producción agroalimentaria hacia la agricultura campesina y la soberanía alimentaria. Los tratados de libre comercio tales como el UE-Mercosur transfieren recursos a las transnacionales y al sector agroexportador. Aquí en Europa, ¡ya se benefician del 80% de los fondos agrícolas de la UE! Entretanto al desplomar los precios al productor, los acuerdos comerciales están barriendo con los productores chicos y medianos, y por tanto barren también con el modelo que podría mitigar el cambio climático”.

Según Perla Alvarez Britez, representante de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo – La Vía Campesina, “los tratados de comercio continúan imponiendo un tipo de agricultura que expulsa a los pueblos originarios de sus tierras, hunde al campesinado en deudas y bancarrota, ocasiona conflictos en torno al agua y destruye los bosques y la biodiversidad”, dijo desde Paraguay.

Para GRAIN, denunciar el vínculo entre el comercio, la agricultura industrial y la crisis climática es crucial para que podamos cambiar de sistema. “Con tan sólo unas cuantas mercancías de exportación, casi todas ellas procedentes de mega-fincas en la región de El Cerrado en Brasil, o la región pampeana argentina o el Chaco en Argentina y Paraguay, el acuerdo UE-Mercosur generará 9 millones de toneladas de emisiones climáticas adicionales al año”, dijo Larissa Packer de GRAIN en Brasil. “No se equivoquen. Esto nada tiene que ver con alimentar a la gente. Es para expandir el mercado de los agronegocios que, según el IPCC, es responsable de un 37% de los gases con efecto de invernadero”.

Esto implica también una contradicción grave. Si bien es muy probable que con este acuerdo el aumento de importaciones europeas de etanol y soja se utilice para cumplir con los objetivos de combustible “verde” para el transporte en Europa, esto puede impulsar mayor deforestación y acaparamiento de tierras en países como Brasil. ¡Podría resultar que los gobiernos de la UE provoquen más destrucción del clima con el fin de cumplir sus objetivos climáticos!

Para los movimientos sociales y campesinos a ambos lados del Atlántico, el mensaje es claro.. Si asumimos con seriedad nuestro compromiso de frenar el cambio climático, debemos desmantelar el sistema agroalimentario industrial y brindarles respaldo integral a los productores en pequeña escala —y a los procesadores locales y regionales— en vez de favorecer los mercados alimentarios globales.

Par más información, los medios pueden ponerse en contacto con:

El informe de GRAIN, “El acuerdo Unión Europea-Mercosur intensificará la crisis climática provocada por la agricultura”, está disponible hoy en inglés, castellano, francés y portugués en: https://www.grain.org/e/6356.