Dossier: Homenaje a Mariátegui

José Carlos Mariátegui
Breve cronología de su vida
 
 
Como contribución al conocimiento de la trayectoria de Mariátegui, entregamos una sintética versión de la cronología de su vida preparada por Alberto Flores Galindo y Ricardo Portocarrero para la antología reunida por ambos historiadores que fuera publicada bajo el título Invitación a la vida heroica (1989). Si bien una cronología siempre puede ampliarse con diversos datos y detalles, esta contiene los aspectos fundamentales de la vida del Amauta.
 
1894. Nace en Moquegua (sur del Perú) el 14 de junio. Fueron sus padres María Amalia La Chira y Francisco Javier Mariátegui. Tuvo dos hermanos: Guillermina y Julio César. Su padre abandonó el hogar siendo José Carlos muy niño; la madre, para mantener a sus hijos, se traslada a Lima.
 
1899. La familia Mariátegui-La Chira va a vivir a Huacho, donde reside la rama materna.
 
1901. José Carlos ingresa a la escuela.
 
1902. Sufre un accidente en la escuela, a resultas del cual su pierna izquierda queda semiatrofiada. Es trasladado a Lima e internado en la Maisón de Santé. Padece una larga convalecencia de cuatro años; queda delicado de la pierna izquierda y no puede continuar sus estudios, pero desarrolla el hábito de la lectura.
 
1907. Muere su padre, Francisco Javier Mariátegui, el 9 de noviembre en el Callao.
 
1909. Entra a trabajar como “alcanzarrejones” en el diario La Prensa de Lima.
 
1910. Asciende a ayudante de linotipista y corrector de pruebas.
 
1911. En febrero publica su primer artículo en el diario La Prensa, firmado con el seudónimo Juan Croniqueur. Ingresa al servicio de la redacción y ayuda en la clasificación de los telegramas de provincias.
 
1912. Le es encomendada la redacción de las notas policiales y de lotería.
 
1913. Se incorpora a la redacción de La Prensa.
 
1914. Comienza a escribir regularmente artículos sobre tópicos literarios y artísticos. Colabora con la revista Mundo Limeño.
 
1915. Inicia su colaboración con la revista hípica El Turf y con la revista femenina Lulú con notas sociales, cuento y poesía.
 
1916. En enero estrena Las Tapadas, obra de teatro escrita en colaboración con Julio de la Paz. La crítica no le fue favorable. En febrero realiza un retiro en el Convento de los Descalzos. Los poemas que escribió allí se publican en la revista Colónida. En junio renuncia a La Prensa. Al mes siguiente ingresa a El Tiempo como redactor principal y cronista parlamentario de su sección “Voces”, dedicada a comentarios críticos sobre la política nacional. Es nombrado co-director de la revista El Turf. Publica el poema dramático La Mariscala, junto con Abraham Valdelomar. Anuncia su libro de poesías Tristeza, que no llega a publicarse.
 
1917. Publica por corto tiempo el diario La Noche, en contraposición al diario El Día, que estaba vinculado al gobierno de Pardo. Se matricula en un curso de Latín en la Universidad Católica. Gana el premio Municipalidad de Lima otorgado por el Círculo de Periodistas, con su crónica periodística “La Procesión Tradicional”. Es elegido vicepresidente del Círculo de Periodistas. En noviembre fue detenido, junto con Abraham Valdelomar, por el llamado “escándalo del cementerio” provocado por el baile de la Marcha Fúnebre de Chopin a cargo de Norka Rouskaya. Mientras, los bolcheviques toman el poder en Rusia.
 
1918. En junio, junto a César Falcón y Félix del Valle, funda Nuestra Época, revista de orientación socialista. Es agredido por un grupo de jóvenes militares por su artículo Malas tendencias: El deber del Ejército y el deber del Estado, publicado en el primer número. Es uno de los fundadores del Comité de Propaganda y Organización Socialista, del cual se separa pronto por divergencias internas.
 
1919. A principios de año se separa de El Tiempo. Entre mayo y agosto publica el diario La Razón, desde donde apoya el paro general por el abaratamiento de las subsistencias y el movimiento de reforma universitaria. El diario es clausurado por presión del gobierno de Leguía, debido a su línea periodística de oposición. En octubre, Mariátegui es enviado a Italia por el gobierno de Leguía como “agente de propaganda del Perú en el extranjero”, un título inventado para encubrir su deportación. En noviembre llega a Francia y se entrevista con Henri Barbusse en París. Prosigue a Roma. En diciembre conoce a Anna Chiappe en el restaurant campestre Il Piccolo Edén, en el pueblo de Nervi (Génova).
 
1920. Inicia sus colaboraciones periodísticas para el diario El Tiempo, posteriormente agrupadas como Cartas de Italia. Inicia su formación marxista con la lectura sistemática de literatura pertinente. Entre julio y octubre recorre el norte italiano (Turín, Milán, Venecia), siguiendo con atención el movimiento huelguístico de Turín y el fenómeno de los Consejos de Fábrica.
 
1921. En enero, como corresponsal de El Tiempo, asiste al Congreso del Partido Socialista Italiano en Livorno, donde el ala izquierda se escinde y forma el Partido Comunista Italiano. En febrero se casa con Anna Chiappe y en diciembre nace su primer hijo, Sandro Tiziano Romeo.
 
1922. Junto con César Falcón, Carlos Roe y Palmiro Machiavello, funda la primera célula comunista peruana. Entre abril y mayo asiste a la Conferencia Internacional convocada por el Consejo Supremo de la Sociedad de las Naciones. En junio abandona Italia y recorre Europa a la espera de poder volver al Perú. Visita Francia, Alemania, Austria, Hungría, Checoslovaquia y Bélgica. Durante ese recorrido estudia los movimientos revolucionarios que convulsionan el continente europeo después de la guerra.
 
1923. En enero se embarca rumbo al Perú en el puerto de Amberes (Bélgica), en el vapor Negada. En marzo regresa al Perú. Es entrevistado por Ángela Ramos para la revista Variedades. Se aboca a la tarea de editar un diario o una revista. En abril establece contacto con Haya de la Torre y la Universidad Popular, por intermedio de Fausto Posadas, quien fuera redactor obrero de La Razón. En junio inicia en la Universidad Popular su ciclo de conferencias titulado “Historia de la Vida Mundial”.
En septiembre inicia su colaboración con la revista Variedades, en la sección “Figuras y Aspectos de la Vida Mundial”. Haya de la Torre es deportado en octubre por el gobierno de Leguía. Oscar Herrera asume la rectoría de la Universidad Popular y Mariátegui la dirección de la revista Claridad. Es arrestado en una reunión de dicha revista junto con un grupo de profesores y alumnos de la Universidad Popular. En noviembre aparecen anuncios de publicación de Vanguardia. Revista Semanal de Renovación Ideológica. Voz de los Nuevos Tiempos, dirigida por Mariátegui y Félix del Valle, proyecto que no llega a concretarse.
 
1924. En enero concluye el ciclo de conferencias en la Universidad Popular. El número 5 de la revista “Claridad”, publicado en marzo, está dedicado a Lenin. Impulsa la fundación de la Editorial Obrera Claridad. En mayo sufre una grave crisis de su salud: salva la vida tras la amputación de la pierna derecha. En septiembre inicia su colaboración en la revista Mundial, que dirige Andrés Avelino Aramburú, con la sección “Motivos Polémicos” y después “Peruanicemos al Perú”.
 
1925. Es propuesto por los estudiantes para una cátedra universitaria, lo que no es aceptado por el Rector. En octubre funda la Editorial Minerva. Publica su primer libro: La escena contemporánea, de la serie Biblioteca Moderna de dicha editorial.
 
1926. En febrero aparece Libros y Revistas, órgano de la Editorial Minerva que servirá de base económica y de circulación para la revista Amauta. Con la fundación de las primeras células de la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA) impulsada por Haya de la Torre desde México, Mariátegui acepta participar desde Lima en ese frente único. En septiembre aparece Amauta, revista mensual de definición ideológica.
 
1927. Entre febrero y marzo polemiza sobre el indigenismo con Luis Alberto Sánchez.
El gobierno de Leguía denuncia en junio la existencia de un supuesto “complot comunista” e inicia la represión contra los núcleos obreros e intelectuales. Mariátegui es recluido en el Hospital Militar de San Bartolomé. Se clausura Amauta y la Editorial Minerva. Mariátegui estudia la posibilidad de trasladarse a Buenos Aires o Montevideo.
En diciembre reaparece Amauta.
 
1928. En abril se produce la ruptura entre Mariátegui y Haya de la Torre. Mariátegui toma contacto con la Secretaría Sindical de la Tercera Internacional por intermedio del español Miguel Contreras. Envía a la Unión Soviética, como delegados al IV Congreso de la Profintern (Internacional Sindical Roja) realizado en Moscú, y al Congreso de los Países Orientales realizado en Bakú, a Julio Portocarrero y Armando Bazán. En septiembre aparece en Amauta la nota editorial “Aniversario y Balance” donde define su orientación socialista. Se inician los trabajos para la fundación del Partido Socialista.
El 8 de octubre se constituye formalmente el Partido Socialista con Mariátegui como secretario general. En noviembre aparece 7 Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana. Aparece también el quincenario obrero Labor.
 
1929. Entre febrero y abril publica en la revista Mundial su novela corta La Novela y la Vida. En mayo se constituye el Comité Organizador Pro-Central General de Trabajadores del Perú. Ese mismo mes envía a Montevideo a Julio Portocarrero como delegados al Congreso Constituyente de la Conferencia Sindical Latinoamericana.
En junio Hugo Pesce y Julio Portocarrero participan en Buenos Aires como delegados a la Primera Conferencia Comunista Latinoamericana. Mariátegui es nombrado miembro del Consejo General de la Liga Antiimperialista, órgano impulsado por la Tercera Internacional. La casa de Mariátegui es allanada en septiembre, esta vez debido a un supuesto “complot judío”. Clausura de Labor.
 
1930. En febrero regresa clandestinamente al Perú Eudocio Ravines (hombre de aparato respaldado por la Internacional Comunista) y es nombrado secretario general del Partido Socialista. Mariátegui es internado de emergencia en marzo, en la Clínica Villarán, y fallece el 16 de abril.
 
Las líneas anteriores vienen a advertir que José Carlos Mariátegui vivió sólo 36 años y en condiciones más que difíciles. Fue encarcelado, deportado, perseguido ferozmente por la reacción en su país. Fue también “ninguneado” y aislado en su propio partido, por presión de la Internacional Comunista stalinizada. A pesar de unos y otros, su obra perduró y fecunda aún hoy el pensamiento crítico en Nuestra América y el mundo. “José Carlos Mariátegui no fue sólo un ‘marxista convicto y confeso’ como escuetamente se autodefinió, fue también el marxista más original que ha producido la cultura latinoamericana”, escribió Flores Galindo en las primeras líneas de su extraordinario libro La agonía de Mariátegui (1980). Esta definición certera de quien introdujo el marxismo en el Perú “con una tonalidad propia”, sigue motivando la investigación y el debate sobre la extensa obra y la militancia del personaje que supo “encarar de manera tan creativa los desafíos de la modernidad”. El dossier de esta edición nº 51 de Herramienta lo confirma ampliamente.