Perú: Basta de represión, respeto de los derechos, respeto a la vida

 

En el Perú rige, de hecho, un gobierno militar que reprime y criminaliza y en menos de un año ya suma quince muertos por conflictos sociales. Un gobierno que en lugar de garantizar los derechos humanos y colectivos de los peruanos, los vulnera para proteger los intereses de los poderosos, en particular los de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, como lo comprueban, una vez más, los sangrientos hechos de Celendín, Cajamarca, y su saldo de tres muertos y 21 heridos.

Todo indica que la violencia en Celendín es el resultado de actos premeditados de provocación. Ya el propio presidente Ollanta Humala había advertido: “aténganse a las consecuencias”. Y el gobierno ha encontrado el pretexto perfecto para decretar el estado de emergencia en tres provincias cajamarquinas: Celendín, Hualgayoc y Cajamarca.

A los 21 detenidos de ayer se suma hoy la violenta y arbitraria detención de Marco Arana cuando estaba sentado en la Plaza de Armas de Cajamarca. Pese a que éste no opuso resistencia, la policía lo agredió y lo condujo a la Comisaría, donde fue nuevamente golpeado.

La respuesta ha sido la misma que en Espinar, Cusco: represión, detenciones arbitrarias, congelamiento de cuentas de los gobiernos municipales o regionales, violando su autonomía, declaración de estados de emergencia, militarización, muertes, procesos penales. Mientras que en el exterior el presidente Humala habla de “desarrollo sustentable”, dentro del Perú continúa imponiendo la minería a sangre y fuego.

La Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas – CAOI condena la violenta represión en Cajamarca y exige que se investigue y sancione a los responsables de estas y todas las muertes producidas en movilizaciones. Exige la libertad de Marco Arana y el corte de juicios de todos los defensores de los derechos de las comunidades, del agua y de la vida, que en el Perú suman cerca de un millar. Que el mundo lo sepa: en el Perú se está matando, se están vulnerando los derechos humanos y colectivos, se están militarizando provincias enteras. Que el mundo se pronuncie: basta de represión, respeto de los derechos, respeto a la vida.

Julio 4 del 2012,

Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas - CAOI