En foco

El triunfo de Syriza. Primeras reflexiones

Antoni Domènech · G. Buster · Daniel Raventós

 
El triunfo de Syriza es, por lo pronto, una gran victoria de la libertad, de la democracia republicana, del sentido común económico y de la dignidad nacional del pueblo griego. Un triunfo frente al miedo esgrimido como único argumento por las amalgamadas fuerzas  de la sinrazón económica, el despotismo político corrupto, la prepotencia neocolonial, la xenofobia recrecida y el extremismo antisocial más descarado.
 

Grecia. Ha empezado el pulso

 
Michel Husson
 
Domingo, 8 de febrero de 2015
 
El Banco Central Europeo (BCE) acaba de tomar una decisión de una brutalidad inaudita: a partir del 11 de febrero no aceptará los títulos públicos griegos en contrapartida a la liquidez concedida a los bancos griegos/1. Es una declaración de guerra abierta contra el gobierno Tsipras: o bien renuncia a su política o bien los bancos griegos quiebran. El BCE opta así por una estrategia de caos, cuyas consecuencias son absolutamente imprevisibles.

El bochornoso calor del estío

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Carta a nuestr@s compañer@s del EZLN

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1994-2014  a 20 años del levantamiento Zapatista
 
Carta a nuestr@s compañer@s del Ejército Zapatista de Liberación Nacional
 
Sergio Rodríguez Lascano
 
Compañer@s:
Hace casi 20 años, nos despertamos con la noticia de que los indígenas mayas del estado de Chiapas se habían levantado en armas en contra del mal gobierno del inefable Carlos Salinas de Gortari. A partir de ahí, grandes movilizaciones y un diálogo no siempre fácil se desarrolló con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
De manera fundamental, una nueva generación salió entonces a las calles y se identificó con la rebeldía zapatista. Fueron ell@s los que marcaron una buena parte de las movilizaciones que se desarrollaron en esa primera fase de la lucha zapatista.

Claves del triunfo chavista

 
El viejo apotegma según el cual en política 2 más 2 nunca da cuatro, tuvo en las municipales venezolanas del 8 de diciembre una expresión burlona para quienes daban por sentado que el chavismo tenía la batalla perdida.
Contra todo pronóstico, incluidos los propios de algunos analistas serios del PSUV y del movimiento bolivariano, la derecha recibió una paliza tan inesperada como dolorosa.
Una suma bien combinada de razones explican una victoria tan chavista, como sorprendente para el mismo gobierno. Las causas, a pesar de lo que indica el sentido común, no nacieron con las medidas radicales del mes de noviembre contra la especulación, aunque estas fueron como el catalizador de un estado de conciencia electoral dentro y fuera del chavismo. Mucha gente común, chavista y de la otra, siente que en los últimos 9 meses se conformado un nuevo gobierno, nacido con la debilidad inevitable dejada por la muerte del líder, pero con una virtud: supo dar continuidad a las reformas sociales progresivas que caracterizan al chavismo.
La cara inversa de la victoria chavista es la derrota de Capriles Radonski, la figura central de la derecha electoral venezolana desde febrero de 2012 y el conductor asumido de la campaña de la MUD para el 8 de diciembre.
Como señala el diplomático venezolano, Arévalo Méndez Romero, “Resulta ser que el deslegitimado no fue el gobernante (Maduro) sino el opositor aspirante (Capriles)”.

Venezuela entre la conspiración y la incertidumbre

 
 
 
 
 
La redoblada conspiración derechista de este año, tanto como las medidas radicales tomadas esta semana por el gobierno de Nicolás Maduro, y la acumulación de intranquilidad social del pueblo chavista, señalan síntomas de una sociedad que ya no soporta más las medias tintas.

La crisis se alarga… Lo que urge es salir del capital

 
 
La crisis iniciada en los años 2008-2009 ha motivado incontables artículos periodísticos y académicos. Pese a lo cual, en el mainstream del pensamiento económico, brilla por su ausencia una reflexión crítica sobre las contradicciones y antagonismos del capitalismo que llevaron (¡una vez más!) a la catástrofe. Semejante ceguera ideológica y de clase fue denunciada hace ya mucho:
 
En las crisis del mercado mundial estallan las contradicciones y los antagonismos de la producción burguesa. Y en vez de indagar en qué consisten los elementos contradictorios, que se abren paso violentamente en la catástrofe, los apologistas se conforman con negar la catástrofe misma y, a despecho de su periodicidad fiel a una ley, se obstinan en sostener que si la producción se atuviese a las reglas de sus manuales, jamás existirían crisis (Marx, 1974: 31).    

Desafíos en la construcción de Nuestra América ¿un nuevo período a nivel regional?

Autor(es)

Pasado y presente de Nuestra América

En oportunidades anteriores hemos reflexionado sobre las raíces y características de la crisis de hegemonía neoliberal abierta por un amplio y movilizado cuestionamiento social que se desplegó en Nuestra América desde mediados de los años ’90 hasta pasada la mitad de la década siguiente. Caracterizamos también los diferentes proyectos desplegados a nivel regional como salida ante dicha crisis: desde la continuidad del neoliberalismo bajo la criminalización y la militarización social hasta las rupturas y continuidades del proyecto neodesarrollista y los desafíos planteados por aquellos procesos de transformación más radical y emancipatoria (Seoane, Algrantai y Taddei,  2011). Por otra parte, más recientemente, hemos analizado los efectos regionales del último episodio de la crisis económica global iniciado en 2008; particularmente sus consecuencias en América Latina en tanto profundización acelerada del modelo extractivista exportador constituido bajo las transformaciones neoliberales pasadas y, su contratara, el ciclo de resistencias sociales emergido en su contestación. Partimos, en esta ocasión, de estos señalamientos (Seoane y Algranati, 2012). Pero, en el último año han acontecido hechos significativos en nuestro continente y a nivel internacional que nos interrogan sobre si nos encontramos ante un nuevo escenario. Ciertamente, entre éstos podemos recordar con pesar el trágico fallecimiento de Hugo Chávez y los desafíos abiertos para la Venezuela bolivariana; o el golpe parlamentario en Paraguay que puso fin al gobierno de Lugo y marcó un nuevo escalón en la ofensiva conservadora; pero también la apertura de los diálogos de paz en Colombia y la emergencia de un nuevo ciclo de conflictividad y movilización popular; o la aparición de un proceso de movilización y demandas urbanas -particularmente juvenil- en Brasil. Por otra parte, a partir del 2012 se detuvo el sostenido y homogéneo incremento de los precios de los bienes naturales, principales rubros de exportación de la región. Estas características de ofensiva conservadora, nuevos efectos regionales de la crisis global e intensificación de la conflictividad y movilización social signan la actual coyuntura regional, analicemos más de cerca dichos procesos.

¿Están dispuestos los occidentales a bombardear Siria?

 
Fingiendo creer en la existencia de un ataque químico del gobierno sirio contra su propio pueblo, Washington, Londres y Paris hacen sonar los tambores de guerra. ¿Hay que tomar en serio esas amenazas provenientes de los mismos Estados que llevan 2 años anunciando la caída inminente de Siria? Aunque es una opción que no puede excluirse, Thierry Meyssan piensa que es menos probable que una intervención organizada por Arabia Saudita. Toda esta agitación tendría como objetivo poner a prueba las respuestas de Rusia e Irán.

Siria: la intervención soñada

En relación con la más que probable “intervención” militar del gobierno de EEUU en Siria, hay dos posiciones igualmente absurdas:
La de los que pretenden que Bachar Al-Assad no ha usado armas químicas. Un asesino que bombardea y lanza misiles a su propia población, que tortura sistemáticamente a su pueblo y degüella a mujeres y niños, es sin duda capaz de arrojar gas sarín o cualquier otra sustancia letal sobre sus ciudadanos.
La de los que pretenden que EEUU no miente sobre el uso de armas químicas en Siria. Una potencia capaz de invadir Iraq tras inventarse pruebas y falsificar documentos, que mantiene abierto Guantánamo y que practica rutinariamente ejecuciones extrajudiciales fuera de sus fronteras y desde el aire, es perfectamente capaz de mentir también en el caso de Siria, como tantas veces antes.
Distribuir contenido