herramienta web 17

Julio de 2015

Herramienta web 17. Indice

Herramienta web 17
 
Julio 2015
ISSN 1852-4729
 
 
 
Anne Alexandre
 
Guillermo Almeyra                                                  
 
Edgardo Logiudice                                                  
 
Pierre Salama                                                            
 
John Bellamy Foster y Brett Clark                         
 
Erica Carrizo                                                            
 
Norbert Trenkle                                                       
                                  
Ricardo Machado                                                                                 
 
Anselm Jappe                                                          
 
Carlos Benítez Trinidad y Mateo Aguado                                                                                                  
 
Nicolás Cuello                                                         
 
Mariano Pacheco                                                    
 

ISIS, el estado islamico y la contrarrevolución: hacia un análisis marxista

Autor(es)

 

A cuatro años de las revoluciones árabes de 2011, las esperanzas que encendieron estos levantamientos parecen haberse extinguido totalmente. Libia, Siria e Irak representan sombrías variaciones sobre el tema de los “estados fallidos”.[1]  Mientras tanto, una coalición militar de potencias occidentales y sus aliados árabes, dirigida  por Estados Unidos está actuando de vuelta en el norte de Irak y Siria, justificando su intervención con la misma retórica “humanitaria” que dio cobertura  a la catastrófica ocupación de Irak luego de 2003. En Egipto la dictadura se ha resucitado de una forma más violenta y sangrienta aún que en los peores días del gobierno de Hosni Mubarak, matando a más de 1.000 seguidores de la Hermandad Musulmana en un solo día, el 14 de agosto de 2013, encarcelando a más de 40.000 presos políticos durante el año siguiente y creando un nuevo culto de la personalidad del mariscal de campo Abdel-Fattah el-Sisi. El férreo control de la represión en Bahréin no se ha aflojado desde el aplastamiento del levantamiento que hubo en ese país en 2011.

Elecciones en México 2015. La evolución dictatorial del semi Estado mexicano

 

Según cifras del censo de 2013, la población de México llegaba a 122.300.000 habitantes, con un crecimiento demográfico del 1,2%, lo cual daría para el 2015 una población superior a 125 millones de habitantes. De éstos, casi tres millones están desocupados (hay que advertir que las estadísticas no registran como desocupados a quienes trabajan en régimen salarial más de dos horas por semana) y más de 30 millones de mexicanos, contando a sus familias, residen y trabajan en Estados Unidos, donde aportan anualmente 500 mil millones de dólares y desde donde envían 27 mil millones de dólares a sus familias residentes en el territorio nacional.

La representación política. De campañas, creencias, mudanzas y migraciones.

 

Non mi far vedere che tortura questa campagna elettorale.
Speriamo che finisca presto…
D´Alema dì una cosa, dì qualcosa.
Nanni Moretti, film Aprile.
 
 
 
1994. El candidato mudo.
 
1994. Según muchos fecha de nacimiento de la apropiación de la política como espectáculo fue el triunfo de Berlusconi en Italia. Quizá también lo fue del alumbramiento del candidato mudo.
Aprile es un film de Nanni Moretti de 1998. Como muchos suyos es casi autobiográfico.

Argentina, Brasil, México entran en la tormenta. ¿Quo vadis América Latina?

Autor(es)

 
A partir del 2003 y  hasta el 2012, se abre un nuevo período en América Latina. El crecimiento es mayor que durante la década precedente (ver Anexo 2), los “fundamentales” (saldos de la balanza comercial y el presupuesto, reservas internacionales, desocupación, empleos formales, inflación) en general mejoran, los planes sociales son más o menos importantes según los países,  la pobreza retrocede y las desigualdades de ingresos parecen disminuir. Gracias a tasas de crecimiento superiores a las de los países avanzados, el ingreso per cápita de la mayoría de los países latinoamericanos se aproxima al de los Estados Unidos, aunque a un ritmo relativamente lento en comparación con el de los países asiáticos.

El cruce del río de fuego: El ataque liberal sobre Naomi Klein y “Esto cambia todo”

 

La tapa del nuevo libro de Naomi Klein, Esto cambia todo, está diseñada para parecer un cartel de protesta. Consiste en el título con grandes caracteres en mayúscula, donde resalta la palabra cambia [N. del T.: esto sucede en la versión inglesa]. El nombre del autor y el subtítulo están ausentes. Solo cuando vemos el lomo del libro, lo damos vuelta, o abrimos para ver la página del título, es que vemos que está escrito por la intelectual de izquierda y activista climática más importante de Norteamérica, y que el subtítulo es El capitalismo contra el clima.[1] Todo lo cual  significa claramente que se quiere transmitir en términos no ambiguos que el cambio del clima literalmente cambia todo para la sociedad de nuestros días. Amenaza con poner cabeza abajo la mítica conquista humana de la naturaleza, poniendo en peligro a la civilización del presente y arrojando dudas sobre la sobrevivencia a largo plazo del homo sapiens.

Conflictos socioambientales: la contracara del desarrollo en América Latina

1.      Neoextractivismo y conflictos socioambientales

 
El recrudecimiento de los conflictos socioambientales en América Latina en los últimos años, se asocia a la profundización de estilos de desarrollo neoextractivistas que bajo un discurso basado en la prosperidad material, el acceso al empleo y la mejora de la calidad de vida de vastos sectores de la población, promueven el desarrollo de actividades productivas extractivas las cuales no sólo están generando preocupantes impactos ambientales, sanitarios, culturales y económicos en las poblaciones que son objeto de estos emprendimientos, sino que, a su vez, resignifican las lógicas de acumulación, desposesión, exclusión y colonialismo que signaron la historia de la región desde la época colonial.

Entrevista a Ricardo Antunes: El trabajo que estructura al capital desestructura a la sociedad

 
Por Ricardo Machado
Traducción del portugués por Raúl Perea, especial para Herramienta.
 
Ricardo Antunes es magister y doctor en Ciencias Sociales, respectivamente, por la Universidad Estadual de Campinas – Unicamp y por la Universidad de San Pablo – USP. Posdoctorado en la Universidad de Sussex, en el Reino Unido y obtuvo el título de Docente Libre por la Unicamp, donde actualmente es profesor titular de Sociología. Es autor, entre otras obras, de O continente do labor, Adeus ao trabalho? Ensaio sobre as metamorfoses e a centralidade no mundo do trabalho e Os Sentidos do Trabalho. Integra el consejo asesor de la Revista Herramienta (Argentina), en cuyas páginas escribe asiduamente. Ediciones Herramienta ha publicado ¿Adiós al trabajo? en 1999 y Los sentidos del trabajo. Ensayo sobre la afirmación y la negación del trabajo fue Coeditado en español en el año 2005 con el Taller de Estudios Laborales. 

Algunas buenas razones para liberarse del trabajo

Autor(es)

 

Actualmente, parece que una teoría y una práctica crítica de la sociedad contemporánea tuviesen, antes que nada, la tarea de defender el trabajo, de encontrar nuevas posibilidades para la creación de puestos de trabajo, así como de defender a los trabajadores. Podría preguntarse cuál es el sentido que tiene una expresión como: “liberarse del trabajo”. Además, el buen sentido común se pregunta por la forma en la que es posible vivir bien sin el trabajo. Naturalmente, es siempre necesario trabajar, es necesario que cada uno trabaje para ganarse la vida, a menos que se explote a otros. Parece aún más evidente que la sociedad, como tal, debe trabajar para procurarse sus medios de vida. Sin trabajo nada de lo que requerimos para vivir puede existir y, por lo tanto, si se concibe la crítica del trabajo en cuanto tal, ésta carecería de sentido, y sería igual que criticar la presión atmosférica o la fuerza de gravedad. El trabajo es quizás algo desagradable pero que siempre debe existir. Es imposible liberarse de él.
Evidentemente, pretendo exponer otro discurso para decir por qué para mí, y para la teoría de la crítica del valor, elaborada en los últimos años por la revista alemana Krisis, así como por otros autores de otros países– esta crítica se funda sobre todo en el trabajo concebido como una categoría típicamente capitalista, e incluso como el corazón de la sociedad capitalista.
Distribuir contenido