Revista Herramienta Nº 7

Julio de 1998

Temas.

TEMAS

Como introducción a la presentación de los temas que se abordan en este número, queremos destacar los aportes recibidos. En primer lugar, es un honor que un intelectual de la envergadura y el prestigio de Noam Chomsky respondiera sin demoras al pedido de Herramienta de un artículo sobre la última “crisis con Irak” y la política exterior estadounidense. También queremos agradecer a James Petras por la colaboración enviada, que abre una importante discusión sobre los regímenes políticos “democráticos” en Latinoamérica. Otra colaboración particularmente significativa es la que pedimos y obtuvimos del historiador ruso Alexei Goussev, quien aporta a la polémica que se viene desarrollando en las páginas de la revista sobre el carácter de la ex URSS. Agradecemos igualmente al físico norteamericano Alan Sokal por su autorización para reproducir la conferencia que diera en Buenos Aires.

Los estados canallas.

Autor(es)

Los Estados Canallas

El concepto de “Estado canalla”[i] juega un rol preeminente hoy en día en el planeamiento y análisis político. La actual crisis iraquí es sólo el ejemplo más reciente. Washington y Londres establecieron que Irak es un “Estado canalla”, una amenaza para sus vecinos y para el mundo entero, una “nación fuera de la ley” dirigida por un Hitler reencarnado que debe ser contenido por los guardianes del orden mundial, los Estados Unidos y su “socio menor” británico, para adoptar el término tristemente empleado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña hace medio siglo.[ii]

El concepto merece una mirada más estricta. Pero primero, consideremos cómo se lo aplica en la actual crisis.

El ‘continuismo’ en América Latina: un desvío en la transición democrática.

Autor(es)

Dos de los principios fundamentales en la transición demo­crática en América Latina han sido la alternancia –es decir, la posibilidad de que los partidos de oposición accedan al gobierno— y la existencia de ciertas reglas de juego que suponen la imposi­bilidad de que los regímenes gobernantes utilicen los recursos del Estado para perpetuarse en el poder.

Sin embargo, desde el comienzo de la transición, el principio de la alternancia se vio seriamente comprometido.

Mayo de 1968: Las palabras y el poder.

 

Mayo de 1968: Las palabras y el poder                             
(A Carolina)
 
 Los trabajos y los días  
“En Mayo los comportamientos desarticulan los mensajes.”
Jean Paul Arón, Los Modernos
 
Pocos movimientos sociales estuvieron tan directamente vincula­dos a los debates en el campo intelectual de su época como los sucesos de Mayo de 1968 en Francia. Huelga estudiantil, huelga obrera, movilización de sectores de poca tradición combativa se unen en la única crisis revolucionaria seria que se produjo en una metrópoli imperialista desde la posguerra. Cualquier análisis de este movimiento debe tener en cuenta la relación que existía en la década del 60 entre el trabajo de los intelectuales y la crítica radical del orden social.

Cómo estudiar hoy al capitalismo.

Autor(es)

 
 Resumen:

 
Se propone un esquema de estudio del capitalismo actual partiendo de conceptos marxistas. Se destaca la utilidad de la ley del valor, para situar el proceso productivo en el centro de este análisis. Se considera prioritario investigar la difusión industrial de las nuevas tecnologías de la información. Se destaca la incidencia del aumento de la tasa de plusvalía en la reorganización productiva. Se estima que la creciente polarización social está recreando una fuerte desproporción entre la producción y el consumo. Se indagan cuáles son las tendencias que alientan y limitan la recomposición de la tasa de ganancia en el largo plazo. Se cuestiona la sobrevaloración de los fenómenos financieros, recordando que deben ser referidos al “sector real” de la economía. Se propone una interpretación de la “globalización” en función de la internacionalización productiva y de la dinámica del imperialismo. Se plantea una forma de integrar conceptos generalizadores de la lucha de clases con el movimiento objetivo de la acumulación. Se remarca la utilidad de la teoría de las ondas largas para formular hipótesis sobre el capitalismo de fin de siglo.

El Manifiesto Comunista y la Globalización.

Texto de la intervención realizada por el autor en el encuentro organizado para la presentación de Herramienta en la Ciudad de Córdoba, el día 5 de junio de 1998.

En primer lugar, quiero agradecer la posibilidad de presentar la revista Herramienta en Córdoba: a quienes trabajaron en la organización del encuentro, a la “Casa del Trabajador” que facilitó las instalaciones, a la fraternal acogida de la revista contenida en las intervenciones de quienes me acompañan en la mesa, los compañeros Luis Bazán y Eckart Dietrich y, por supuesto, la presencia de todos ustedes.  
Pasando al tema que nos reúne, me voy a permitir comenzar leyendo una cita. Porque es posible que a mucha gente le parezca que hablar del Manifiesto Comunista en estos tiempos de “Globalización”[1] es un anacronismo inútil. A quienes piensan así, sería útil leerles este párrafo:

El escritor, el lisiado y el gordito.

1. Anécdota

 
Camino por el recorrido provinciano y nocturno de siempre. La “Casa del Radioarmador” proyecta sus chorros de luz a la vereda. Un muchacho lisiado, apoyado en dos muletas, patea con su única pierna a un chico del barrio que hace de arquero.
El muchacho pertenece a uno de esos lugares castigados por la reconversión periférica, Tucumán, entre otros con los índices de más alta proporción de inválidos (el 8% más que la tendencia mundial; es un detalle). Como después de una guerra, o peor, como si se estuviese en guerra. (Por algo la población convocó para el gobierno a un militar, como también lo hicieron los bolivianos). La globalización no como acuerdo entre partes, sino como invasión de los duros, los mercenarios universales. Salvadores y masacrados. Traumas físicos bajando por el tobogán de la pobreza a la exclusión.

Azúcar y Política. El surgimiento del capitalismo en el noroeste argentino.

Autor(es)

 

Introducción

 
Este trabajo tiene como intención lograr una aproximación al surgimiento de la industria azucarera en el noroeste argentino, a través del análisis y la descripción de dos ejes temáticos de singular importancia: el primero es la relación entre estas empresas (azucareras) y el Estado nacional y provincial y por otro lado la forma en que los ingenios, en tanto empresas, basaron su producción en la explotación de fuerza de trabajo indígena, en el caso de Salta y Jujuy proveniente del gran reservorio natural que constituyó el gran Chaco, y de la explotación de fuerza de trabajo criolla para el caso de los ingenios tucumanos.

La clase imprevista: La burocracia soviética vista por León Trotsky.

Autor(es)

 

¿Cuál era el sistema que existió en nuestro país bajo el período “soviético”? Ciertamente es una de las principales preguntas de la historia y en cierta medida de las otras ciencias sociales. Y no es solamente una pregunta académica: está muy ligada a la época contemporánea, porque es imposible comprender las realidades de hoy sin entender las de ayer.

Esta pregunta puede sintetizarse como sigue: ¿En el sistema “soviético”, qué era el sujeto central que impuso determinada vía de desarrollo del país, vale decir, la burocracia dirigente? ¿Cuáles eran sus relaciones con los otros grupos sociales? ¿Qué motivos y necesidades determinaban su actividad?

Es imposible estudiar seriamente estos problemas sin conocer las obras de León Trotsky, uno de los primeros autores que trató de comprender y analizar la naturaleza del sistema “soviético” y su capa dirigente. Trotsky consagró muchas obras a este problema, pero sus puntos de vista más generales y densos sobre la burocracia se exponen en su libro La Revolución traicionada, publicado hace 60 años.
Distribuir contenido