Revista Herramienta Nº 24

Octubre de 2003

Revista Herramienta Nº 24. Indice

Revista Herramienta Nº 24

Primavera-Verano 2003/2004

Herramienta Nº 24

Presentación

Internacional

Cinco polémicas sobre los pronósticos de El capital y el balance de la historia
Valério Arcary

América Latina

Cuba: la compleja coyuntura
Haroldo Dilla Alfonso

La insumisión de la utopía (Acerca del ¡Que se vayan todos!)
Luis Menéndez y Néstor López

El FMI y el progresismo ajustador
Luis Becerra

Teoría

Habermas y la complejidad social
Agustín Santella

El Estado como institución. Una lectura de las "obras históricas" de Marx
Adriano Nervo Codato y Renato Monseff Perissinotto

Los estudios poscoloniales y la agenda de la filosofía latinoamericana actual
Estela Fernández Nadal

Las fuerzas productivas estéticas
Edgardo Gutiérrez

Debates

Consideraciones sobre un punto de inflexión en la historia del socialismo: la cuestión de la NEP en Rusia (1921-1928)
Julio Godio

La política como estrategia
Daniel Bensaïd

¿Puede ser verde la teoría? Sí, siempre y cuando la vida no sea gris
Sergio Rodríguez Lascano

El árbol de la vida. Una respuesta a Sergio Rodríguez
John Holloway

Conduce tu carro y tu arado sobre los huesos de los muertos
John Holloway

Libros

«Le Siècle Soviétique», de Moshe Lewin
Denis Paillard

«Lukács e a atualidade do marxismo», de M. O. Pinassi e S. Lessa / «Lukács e os limites da reificaçao sobre História e consciência de classe», de Marcos Nobre
Antonino Infranca

«Hacia una democracia inclusiva. Un nuevo proyecto liberador», de Takis Fotopoulos
Guido Galafassi

Las provocaciones de un libro. A propósito de «A 100 años del ¿Qué hacer?», de Werner Bonefeld y Sergio Tischler (compiladores)
Modesto Emilio Guerrero

«Die Urgarnkrise 1956 Hungarian revolution. A History in Documents» , de Bekes, Burne y Rainer (editores)
Zoltan Tarr

Homenajes

Falleció el gran poeta alemán Peter Hacks
Por Alfredo Bauer

Despedida a Johannes Agnoli
Por Werner Bonefeld

Presentación de Herramienta Nº 24

Publicamos este número cuando las fuerzas de ocupación y el gobierno colonial instalado por los Estados Unidos en el Iraq tropiezan con una creciente resistencia, la "ruta de la paz" en Medio Oriente conduce a los asesinatos cada vez menos selectivos del ejército de Israel en territorio palestino, y los llamamientos de Bush en las Naciones Unidas no logran cerrar las grietas abiertas en el sistema mundial de estados por la estrategia imperial de los Estados Unidos.

Cinco polémicas sobre los pronósticos de El capital y el balance de la historia

 

Los críticos de las leyes de Marx insisten en dos factores que actúan contra la caída tendencial de la tasa de ganancia: por un lado, la desvalorización, a posteriori, de los elementos del capital constante; por otra parte, el aumento de la tasa de plusvalía. Nadie puede negar que estos factores actúan. La cuestión es saber en qué medida ellos se imponen.
Roman Rosdolsky, Génesis y estructura del capital

Quien no sabe contra quien lucha, no puede vencer.
Sabiduría milenaria china

Cuando estás en una mesa de póquer y no sabes cuál de los jugadores es el otario, es porque tú eres el otario.
Sabiduría popular brasileña

Estamos con los puños cerrados, pero con las manos en los bolsillos.
Rosa Luxemburgo

¿Acaso la crisis mundial de inicio del siglo será suave y pasajera como la de los años 1991/1992? ¿O será que tenemos por delante una depresión lenta y crónica más severa, un "año 29" en cámara lenta? Rediscutir el destino del capitalismo contemporáneo parece más necesario que nunca. Por primera vez, en un decenio el mundo asiste a una recesión simultánea de la economía americana, japonesa y europea. Otra vez, no habrá parto sin dolor. La economía mundial no volverá a crecer sin un agravamiento de las condiciones de vida miles de millones de personas.

Cuba: la compleja coyuntura

El mundo no es sencillo. No es explicable en los dos tonos contrapuestos que hacen las delicias de los pensamientos simples. En verdad, nunca lo ha sido, pero lo es hoy menos que nunca antes. Y no hay razones para creer que Cuba sea una excepción.

Nuevamente, la pequeña isla caribeña se ha colocado en un plano relevante de los debates mundiales, sea porque duele como duele a Galeano; porque se lleve siempre en el corazón, como advierte Díaz Polanco; porque invita al desplante de "quedarse" al estilo de Saramago o porque siempre está, según el decir del locuaz Petras "en la primera línea de todas las luchas".

La insumisión de la utopía (Acerca del ¡Que se vayan todos!)

Pasados varios meses de la rebelión masiva en la Argentina de finales del 2001 que dio por tierra con dos gobiernos nacionales, y luego de un relativo regreso a la "normalidad institucional" tras las elecciones presidenciales de abril de este año, no son pocas las voces que se preguntan qué ha sido del grito ¡Que se vayan todos! que resonaba en aquellos días fuertemente a lo largo y a lo ancho de todo el país.

Para algunos analistas el "encauzamiento institucional" y el retrotraerse de las expresiones populares, como las asambleas barriales, las manifestaciones ante la banca, o la ausencia de cacerolazos en las calles estarían expresando que este grito no era más que una consigna rabiosa, pero desesperada e impotente, incapaz por sí misma de dar una respuesta positiva a lo que cuestionaba.

El FMI y el progresismo ajustador

Autor(es)

El enésimo acuerdo, recientemente firmado entre el gobierno argentino del peronista Kirchner y el Fondo Monetario Internacional (FMI), ha sido mostrado por los medios de información masiva como un "gran logro", ya que la Argentina, por primera vez, "habría impuesto" sus condiciones.

El efecto mediático estuvo acompañado por la demora en el pago de 2.900 millones de dólares de los Estados Unidos a ese organismo, en el tramo final de una campaña electoral, donde el doctor K comenzó a jugar su proyecto político en la ciudad de Buenos Aires y el peronismo se consolidaba en la provincia del mismo nombre. Pocos días más tarde de su vencimiento se hizo efectivo el pago con reservas del Banco Central (BCRA) y, a pesar de que se anunció que sería compensado por desembolsos futuros a efectuar por el FMI, el pago neto será de 800 millones de dólares.

Habermas y la complejidad social

Tanto en las recientes reflexiones de Habermas sobre el derecho, como en las que hiciera sobre esfera pública, la cuestión de la complejidad social impuso las condiciones de su actualización. ¿Qué es el derecho y cómo conservar su pretensión de validez? En primer lugar, Habermas critica la insuficiencia en que incurre aquella sociología del derecho que lo concibe como sistema autopoiético de la sociedad compleja (Luhmann). Para Habermas, esta teoría funcionalista no puede dar cuenta del derecho como categoría de mediación social, ni cómo ámbito de validez o normatividad. Si la complejidad surge como diferenciación funcional de los subsistemas y, además, es vista como suponiendo un definitivo un descentramiento de lo social, ¿qué teoría de la acción explica la integración social? Intentaremos mostrar a lo largo de este ensayo que en Habermas estas dos preocupaciones remiten a lo que en la sociedad moderna - aún no vista desde la "complejidad" - era la "idea de conjunto" o de unidad provista por las imágenes de totalidad, o sociedad como todo.

El Estado como institución. Una lectura de las "obras históricas" de Marx

 

"(...) la cuestión del Estado es una de las más complejas, más difíciles y, tal vez, la más enrevesada por los eruditos, escritores y filósofos burgueses. (...) Todo aquél que quiera meditar seriamente sobre ella e incorporarla, debe abordar esta cuestión varias veces y volver a ella una y otra vez, considerar la cuestión bajo diversos ángulos, a fin de conseguir una comprensión clara y firme."

V. I .Lenin [1]

Es bastante conocido como para ser retomado aquí el hecho de que, aunque el proyecto intelectual de Marx consistiera en someter al "Estado" a un tratamiento más sistemático - como atestiguan, por ejemplo, sus cartas a F. Lassalle (del 22 de febrero de 1858), a F. Engels (del 2 de abril de 1858) y a J. Weydemeyer (del 1 de febrero de 1859), redactadas bastante temprano, antes incluso de la publicación en Berlín, de Contribución a la crítica de la economía política-, esto nunca se haya realizado. Del mismo modo, el propio estudio sobre el "capital" (y , dentro de él, el capítulo sobre las "clases") permaneció incompleto [2].

Los estudios poscoloniales y la agenda de la filosofía latinoamericana actual

Hoy asistimos a una crisis de la filosofía en general, como saber totalizador y crítico; su génesis no es ajena al impacto producido, en el campo de la cultura, por la enorme transformación en el modelo de acumulación capitalista a nivel mundial que conocemos con el nombre de globalización. A partir de los años 80, al compás del "giro cultural", la filosofía se fue diluyendo en "textualizaciones", esto es, intervenciones puntuales, caracterizadas por un sesgo antiteórico y por la declarada incapacidad para historizar el presente y proyectar la imaginación al futuro. Este "agotamiento de las energías utópicas" amenaza con diluir a la filosofía como campo disciplinar del pensamiento sistemático. Es bastante obvio que, más allá de la vocación pluralista que se alega, esta orientación de la disciplina resulta absolutamente funcional a la lógica del mercado mundial dominante (Cfr. Yarza, 2003).

Las fuerzas productivas estéticas

 

Los que están dormidos son compañeros de
trabajo de aquello que en el mundo se produce.

Heráclito de Efeso (Fragmento 75)

Es habitual, en los estudios marxistas, que el concepto de fuerzas productivas sea determinado como una categoría vinculada a la estructura económica de la sociedad, a la base real que condiciona la vida política e intelectual. La presumible fuente de esa determinación es, verosímilmente, el conocido prefacio a la Contribución a la crítica de la economía política que Marx redactó en enero de 1859. La autoridad de ese antecedente dificultó las posibilidades de aplicación del concepto al ámbito de las producciones estéticas. No obstante, algunos autores pertenecientes a la tradición marxista se abocaron a explorar esas posibilidades. En el trabajo que aquí presentamos se tratan algunas de esas exploraciones, y se propone una contribución en esa dirección que pretende colaborar para la constitución de una estética materialista.

Distribuir contenido