Marx intempestivo. Grandezas y miserias de una aventura crítica

Autor: Daniel Bensaïd | Ediciones Herramienta , 2003 | 544 páginas | ISBN 987-9306-12-0

Marx intempestivo. Grandezas y miserias de una aventuura crítica. Presentación

El hundimiento de las dictaduras del Este europeo no es sólo un acontecimiento en lo político. También lo es para el pensamiento y, especialmente, para la tradición crítica que desde hace siglos trabaja para sacar a luz el fundamento del reino de la mercancía. Durante mucho tiempo, Marx fue considerado el analista mas perspicaz de ese poder. Después, el dogmatismo se apoderó de su leyenda, le construyó un mausoleo y usurpó su obra.

Pero no se espere sin embargo de este libro la revelación de un pensamiento puro, al fin desprendido de sus escorias políticas. Porque si bien se mira, surge claramente que Marx se pasó la vida peleando con su sombra y discutiendo con sus propios fantasmas. Y acá no se trata tanto de oponer un Marx original a sus deformaciones, como de sacudir la pesada modorra de las ortodoxias, para que se aprecie la coherencia de una empresa crítica de actualidad indudable: ¿el fetichismo de la mercancía no llegó acaso hasta el último rincón del planeta?

En primer lugar, mostrando lo que con toda seguridad el pensamiento de Marx no es: ni una filosofía del fin de la historia, ni una sociología empírica de las clases anunciando la inevitable victoria del proletariado, ni una ciencia para conducir a los pueblo del mundo por los caminos del progreso inexorable.

Estas tres críticas - de la razón histórica, de la razón económica y de la positividad científica - discuten y se complementan. Están en el centro del empeño crítico de Marx y constituyen entonces, lógicamente, el esqueleto de éste libro.

Y explican también, al mismo tiempo, para qué puede servir hoy la relectura de los grandes textos - sobre todo El capital - , en qué contribuyen a la respuesta de los interrogantes contemporáneos sobre el sentido de la historia y la concepción del tiempo, sobre las relaciones entre las contradicciones sociales y los otros modos de conflictividad (según el sexo, la nacionalidad o la religión), sobre la validez del modelo científico predominante sacudido por las mismas prácticas científicas.

De este Marx intempestivo, que en su época rompió sin vacilaciones con los cánones científicos y políticos más reconocidos y resucita cuando se creía que sus cenizas estaban definitivamente aventadas, es preciso un balance con inventario. Y es lo que acá se hace: con ciencia, consecuencia e inspiración crítica.

Distribuir contenido