El caos planetario. Ensayos marxistas sobre la miseria de la mundialización capitalista

Autor: Renán Vega Cantor | Ediciones Herramienta, 1999 | 262 páginas | ISBN 987-9306-01-5

El caos planetario. Ensayos marxistas sobre la miseria de la mundialización capitalista. Presentación

Globalización del sistema y globalización de la resistencia. Algunas ideas.

El libro del que nos ocupamos en este comentario es fruto de un tenaz esfuerzo orientado a elaborar una crítica sólida y profunda de las tendencias actuales del capitalismo mundial, de sus contradicciones y de sus aspectos más catastróficos y regresivos. Es también un intento de consolidar y ampliar el potencial crítico del método marxista de análisis de la realidad, sobre la base de fortalecer el diálogo con las otras expresiones del pensamiento crítico y las identidades que se forman a partir de ellas (teología de la liberación), con grupos que luchan contra distintas formas de opresión (feministas, indígenas) y contra las tendencias más regresivas y destructivas del capitalismo finisecular (flexibilización toyotista, xenofobia, destrucción del medio ambiente, etcétera).

Vega Cantor plantea la posibilidad de este diálogo intelectual y político a partir de la fundamentación de una crítica marxista a la idea de progreso. El punto de partida de esta tarea es la revisión de algunos de los esfuerzos más tenaces para despojar al marxismo de sus vestigios racionalistas y sus tendencias a una visión unilineal y eurocentrista de la historia de las sociedades humanas (W. Benjamin, W. Morris, T. Adorno, H. Marcuse, J. Mariátegui). En base a la elaboración crítica de estos aportes y experiencias, el autor de El Caos... intenta aportar algunos elementos para una visión marxista del mundo contemporáneo que no sea tributaria de la idea de progreso. Vega Cantor trabaja alrededor de los siguientes ejes: a) la denuncia de la falsa neutralidad del progreso científico y tecnológico; b) las consecuencias destructivas del progreso industrial sobre la naturaleza y las condiciones de vida; c) el rescate de distintos movimientos sociales opuestos al progreso capitalista; d) la diferenciación entre progreso moral y progreso económico y tecnológico. Sobre la base de estos elementos el historiador colombiano propone colocar en el centro de las propuestas de un nuevo movimiento socialista, la idea de la revolución no como el relevo de la burguesía por el proletariado en la carrera de postas hacia el progreso lineal sino como la lucha del conjunto de los explotados para detener las tendencias destructivas del capitalismo.

Distribuir contenido