Estados Unidos

“Manos arriba, ¡no disparen!”: Ferguson en el centro del escenario

Autor(es)

 
Los grandes medios de comunicación se volcaron en masa sobre Ferguson, Missouri, por un motivo: la comunidad negra salió a las calles luego del asesinato policial de Michael Brown, y se negó a obedecer las órdenes de abandonarlas. Esta actitud ha inspirado a las acciones solidarias que tuvieron lugar en todo Estados Unidos e internacionalmente, incluyendo a los jóvenes latinos, asiáticos y blancos junto a los afroamericanos.

La paranoia de los riquísimos y poderosísimos. El dilema de Washington ante la “pérdida” del planeta

David Barsamian/Noam Chomsky
Tom Dispatch
 
 
¿Tiene actualmente Estados Unidos el mismo control que tenía en otras épocas sobre los recursos energéticos del Oriente Medio?
 
Los países productores de energía más importantes del mundo siguen estando aún bajo el control de las dictaduras que Occidente apoya. Eso hace que los progresos conseguidos por la Primavera Árabe sean en realidad limitados, aunque no insignificantes. El sistema dictatorial controlado por Occidente está erosionándose. De hecho, lleva tiempo ya debilitándose. Por eso, por ejemplo, si retrocedemos 50 años, vemos que los recursos energéticos –la principal preocupación de los estrategas estadounidenses- han sido en su mayoría nacionalizados. Hay constantes intentos para revertir ese hecho pero no han tenido éxito.
Tomemos, por ejemplo, la invasión de Iraq. Para todo el mundo, excepto para algún entregado ideólogo, era totalmente obvio que invadíamos Iraq no por nuestro amor a la democracia sino porque es tal vez el segundo o tercer país más rico en petróleo del mundo y porque se halla justo en medio de la región productora más importante. Se supone que no puedes decir esto porque se considera una teoría de la conspiración.
EEUU fue seriamente derrotado en Iraq por el nacionalismo iraquí, sobre todo por la resistencia no violenta. EEUU podía matar insurgentes pero no podía enfrentarse a medio millón de personas que se manifestaban por las calles. Paso a paso, Iraq fue capaz de ir desmantelando los controles establecidos por las fuerzas ocupantes. En noviembre de 2007 estaba ya muy claro que iba a ser muy difícil conseguir los objetivos estadounidenses. Y fue precisamente en ese momento cuando se formularon explícitamente esos objetivos. Por tanto, en noviembre de 2007, la administración Bush II apareció con una declaración oficial acerca de cómo debería ser cualquier acuerdo a que se llegase con Iraq. Debería cumplir dos requerimientos importantes: uno, que EEUU debía ser libre para llevar a cabo operaciones de combate desde sus bases militares, que conservaría; y dos, “promover el flujo de inversiones extranjeras hacia Iraq, especialmente de las inversiones estadounidenses”. En enero de 2008, Bush dejó todo esto claro en una de las declaraciones con firma. Un par de meses después, en vista de la resistencia iraquí, EEUU tuvo que olvidarse de ello. El control de Iraq se le está escapando ya de las manos.
Iraq fue un intento de restituir por la fuerza algo parecido al viejo sistema de control pero ese intento fue repelido. Pienso que, por lo general, las políticas de EEUU se han mantenido constantes y se remontan a la II Guerra Mundial. Pero su capacidad para llevarlas a la práctica está reduciéndose.

Ocupemos Wall Street, ¿signos anunciadores de un ‘nuevo bloque social’?

El 17 de septiembre de 2011, en la onda de un llamamiento lanzado a finales de julio en la página Adbusters –una página que indica su voluntad “de cambiar la forma en que se difunde la información, sobre la que ejercen su poder las empresas y la forma en que las ideas se producen en nuestra sociedad”–, los primeros “activistas” daban el pistoletazo de salida al movimiento Occupy Wall Street (OWS) en Nueva York.
La policía de Nueva York no les dejó plantar sus tiendas en medio del centro mundial de las finanzas. Lo hicieron en el Zucotti Park, situado bastante cerca del “Ground Zero”, en Lower Manhattan. La plaza ha sido rebautizada como “Liberty Square”, en referencia a Tahrir Square, en El Cairo.
Desde entonces, el movimiento se ha extendido a un gran número de ciudades a través de los Estados Unidos, a más de setenta y cinco hasta el 6 de octubre. Y en esta progresión de adhesiones, desde el comienzo de este mes, el apoyo de varias secciones de diferentes sindicatos y de diversas organizaciones de barrio (community groups) añadía una dimensión inusitada a este movimiento social. 

Contra el resurgimiento de la ideología fascista en los Estados Unidos. Las tareas de la pedagogía crítica revolucionaria

Autor(es)

 

¡Oh cuerpo mío, haz de mi siempre un hombre que cuestiona! Frantz Fanon, Piel negra, máscaras blancas
 
Ahora, he elegido predicar sobre la Guerra en Vietnam porque estoy de acuerdo con Dante, que los lugares más calientes del infierno están reservados para aquellos que en un período de crisis moral mantienen su neutralidad. Llega un momento en que el silencio se convierte en traición.  Martin Luther King, “Why I am opposed to the war in Vietnam” (30 de abril de 1967)
 
No tengo piedad ni compasión por una sociedad que comienza por aplastar a la gente, y luego la castiga por no ser capaz de ponerse de pie bajo ese peso. The Autobiography of Malcolm X
 
No, no soy americano. Soy uno de los veintidós millones de negros que son víctimas del americanismo. Uno de los veintidós millones de negros que son víctimas de la democracia, que no es más que una distinguida hipocresía. Entonces, yo no estoy aquí hablándoles como un estadounidense o un patriota, alguien que saluda a la bandera o que ondea bandera - no, yo no. Hablo como una víctima del sistema americano. Veo a América a través de los ojos de la víctima. No veo ningún sueño americano: veo la pesadilla americana. Malcolm X, Speeches
 
La bestialidad del imperialismo, la bestialidad que no conoce límites, que no tiene fronteras nacionales, la bestialidad de los ejércitos de Hitler es como la bestialidad de América del Norte… porque es la esencia del imperialismo convertir a los hombres en animales salvajes, sedientos de sangre, decididos a masacrar, matar, asesinar y destruir el último vestigio de la imagen del revolucionario o partidario en cualquier régimen que aplasta bajo sus botas, ya que lucha por la libertad. Che Guevara, “Discurso en la Asamblea de la ONU”, 1964.
 
Somos libres, pero no para la maldad, no para ser indiferentes al sufrimiento humano, no para beneficiarnos de la gente, del trabajo creado y sostenido por su espíritu de asociación política, mientras nos negamos a aportar a la situación política de la que nos beneficiamos. Hay que decir “no” una vez más. El hombre no es libre de ver impasible la esclavitud y la deshonra de los hombres, ni sus luchas por la libertad y el honor. José Martí, “Pensamientos”
 
El nazismo es la culminación del imperialismo. La violencia en las colonias llega a los hogares con forma de Nazismo. El holocausto fue sólo la punta del iceberg de lo que Occidente ha infligido a las colonias durante siglos. El resto del iceberg es el genocidio en las colonias. Son indisociables.
La definición de persona o de individuo en Occidente es exclusiva. Ellos creen en su propia superioridad y van a defenderla a toda costa. De otra manera no hay razón para que América deba estar en Iraq o Afganistán o América Latina o Europa del Este o en cualquier lugar del Tercer Mundo. Estas guerras serían completamente insensatas sin algún fundamento que las justifique. Prakesh Kona, “Notes Towards a Definition of Resistance”

 

La ocupación del gran Caribe y el ajedrez de la dominación mundial

Observatorio Latinoamericano de Geopolítica[1]

Ay! Haití la negra, llorando está
Pablo Milanés
 
El 12 de enero de 2010 fue un día de mucha incertidumbre, pero también de muchas confirmaciones. Puerto Príncipe, lo más cercano a un centro urbano moderno en el país más pobre del hemisferio occidental, fue sorprendido con un terremoto de 7 grados de intensidad que dejó al pueblo, al presidente y al propio Dios sin casa, al derrumbarse incluso el Palacio Presidencial y la Catedral.
Ese pequeño pedazo de La Española, pionero en la sublevación independentista, se debate hoy entre una catástrofe económica que lo ha sumido en la pobreza y le ha cancelado la autosuficiencia alimentaria[2], una catástrofe natural comparable a un bombardeo, y una nueva ocupación militar que refuerza su condición de colonia.
Inmediatamente después del terremoto, y a pesar de la presencia de las tropas, supuestamente de paz, de la Misión de Naciones Unidas (MINUSTAH) -cuya vocación represora ni en esos momentos cesó-, la población haitiana se volcó a rescatar a los sepultados por escombros y organizó 450 campos improvisados de refugiados, aportando comida y abrigo a los damnificados.

¡Yankees go home! Nueva ofensiva de los Estados Unidos sobre los pueblos de América

 

Aunque parece ya lejano porque ocurrió en marzo 2008, el ataque presuntamente colombiano a Ecuador en la provincia de Sucumbíos marcó el inicio de un nuevo ciclo dentro de la estrategia estadounidense de control de su espacio vital: el continente americano. No se trató de un hecho aislado sino de una primera piedra de un camino que continúa abriéndose paso.

En aquel momento se desplegaban iniciativas de creación de plataformas regionales de ataque bajo el velo de la guerra preventiva contra el terrorismo. Pero si en Palestina y el Medio Oriente había ya costumbre de recibir las ofensivas del Pentágono desde Israel, y aderezadas con sus propósitos particulares, en América no había ocurrido un ataque unilateral de un Estado a otro “en defensa de su seguridad nacional”.

El ataque perfiló las primeras líneas de una política de Estado que no se modificó con el cambio de gobierno (de Bush a Obama) sino que se adecuó a los tiempos de la política continental que, en esa ocasión, dio lugar a un airoso reclamo de Ecuador, secundado por la mayoría de los presidentes de la región en la reunión de Santo Domingo.

 

La guerra, la paz y los presidentes norteamericanos galardonados con el Nobel de la Paz

Supongo que no deberíamos tomar a mal el otorgamiento a Barack Obama de su Premio Nobel de la Paz, a pesar de que representa una ruptura radical con la tradición, porque el hombre apenas ha tenido nueve meses para cumplir con sus deberes imperiales –más concretamente, con la utilización de explosivos de gran potencia en Hindu Kush—, mientras que otros premiados como Henry Kissinger  estuvieron masacrando gente por doquiera y con superlativa diligencia años y años.

 
 

 

EEUU: La caída más dura de los empleos desde los años 1930-31

La amplitud y la rapidez de las destrucciones de empleos, es una de las características de la recesión mundial presente. Y las marcas distan mucho de alcanzarse. Así a principios del mes de marzo - según New York Times y Wall Street Journal - las grandes y medianas empresas industriales así como las de los servicios que se conectan con ellas, lo mismo que la rama de la construcción, son los sectores que suprimen más empleos.

El sector bancario y financiero contribuye también al aumento de las personas despedidas. Pero, además: escuelas, administraciones públicas y bibliotecas, despiden asalariados/as en este sector público. Son California, Illinois, Pensylvania, Georgia y Massachusetts que están en primera fila. La reducción de los “gastos públicos” es la causa.

En la industria, una empresa tan prestigiosa como United Tecnologías - un conglomerado transnacional, asentado en Connecticut y activo en la aeronáutica (los helicópteros Sikorsky, los motores Pratt & Whitney) o en los ascensores Otis, sistemas antifuego, etc. - anunció, a principios de marzo, 15.000 “reducciones de empleos” en Estados Unidos.

Guerra y Militarismo en el Siglo XXI. Algunas consideraciones desde Latinoamérica

Introducción

En el marco general del trabajo colectivo de elaboración teórico-política sobre la actualidad del comunismo (o socialismo) que comenzó a ponerse en marcha desde París en enero de 2006, se delimitaron también (en Nyon, Suiza, en mayo de 2006) dos cuestiones sobre las cuales se ha propuesto concentrar, inicialmente, la discusión: la auto-actividad en las luchas actuales, y los desafíos que plantea al combate emancipador la cuestión de la guerra.[1]

El 1 de mayo en los Estados Unidos

Migración, movimientos, salario y guerra en las Américas: razones para la unidad en el 1º de Mayo de 2006... y después

Somos testigos de un momento aparentemente sin precedentes en las Américas, tanto del Norte como del Sur. Por una parte, millones de trabajadores indocumentados -los menos visibles y más reprimidos- se han manifestado repetidamente en las ciudades de los Estados Unidos, junto con compañeros de trabajo que los apoyan, contra una resolución del Congreso que los criminalizaría simplemente por estar, sin los papeles correspondientes, en los Estados Unidos, y criminalizaría a los ciudadanos del país que los ayudaran.

Distribuir contenido