Ciencias sociales

De la Doctrina de la Seguridad Nacional a la doctrina de la Seguridad Ciudadana: la inseguridad del régimen

 El ghetto a la inversa

En las recientes campañas electorales argentinas, como viene sucediendo hace ya varios años, la cuestión popularizada bajo el nombre de “problema de la inseguridad” ha ocupado un lugar preponderante en el discurso de los candidatos y en su abundante producción propagandística.
Un ejemplo claro de la forma en que se plantea a la ciudadanía ese “problema” (insistiremos en el uso de comillas) es un spot de un candidato a presidente en las elecciones primarias, que llamaba a votar por un “cambio seguro”, después de mostrar la siguiente escena: de noche, un matrimonio joven que está en el comedor de su casa escucha desgarradores gritos de alguien que en la calle pide ayuda. La reacción espontánea del marido es abrir la puerta y ver si puede ayudar, pero la mujer, en un tono que comienza alarmado y sube en un crescendo de histeria total, se lo impide. “Es una trampa”, le dice. “Hacen así para que abras, y ahí te agarran…”. Conclusión: mientras siguen los pedidos de auxilio, la pareja se queda encerrada en casa, aterrorizada por la inseguridad. 

Territorio urbano: espacio para la vida vs. espacio para el capital. La disputa por los terrenos del ferrocarril en Mendoza

 Introducción
 
 
A principios de los noventa, como parte de las políticas neoliberales, el gobierno de Carlos Menem decide cerrar la mayoría de los ramales que formaban parte de los Ferrocarriles Argentinos. Entre ellos se encontraba el Ferrocarril Gral. San Martín, cerrado en 1993. Desde entonces, la Estación Central de la ciudad de Mendoza y gran parte de los terrenos en los que ésta se ubica (36 hectáreas), permanecieron abandonadas. En la actualidad estos terrenos constituyen el último gran espacio “baldío” que puede encontrarse en pleno centro de la Capital de la Provincia, a menos de 12 cuadras del km 0. Ello ha provocado una polémica entre diferentes proyectos político-sociales en torno a cuál es, pueda y deba ser su destino y quiénes los sujetos con poder de decisión acerca del mismo.

Investigar e intervenir en salud mental tendiendo a la desmedicalización del sentir, pensar y hacer. Aportes para el debate sobre la dialéctica salud-enfermedad

* 

El presente trabajo pretende contribuir a la polémica entorno al proceso salud-enfermedad y el posicionamiento de las diversas disciplinas que intervienen en el campo de la salud respecto a la hegemonía médica, propia de la agudización de una sociabilidad medicalizada. Tan amplia temática, se particulariza aquí en el análisis de la salud mental en el contexto contemporáneo evidenciando algunas de las determinaciones y mediaciones que la transversalizan. Estudiar la salud mental significa comprender su especificidad en el devenir del ser como parte de una totalidad histórico-social. En este sentido, el concepto "salud mental" comprende todas las condiciones de existencia del ser social, trascendiendo los patrones clasificatorios propios de las ciencias médicas.

Funcionalidad social de la violencia de género

* 

Las revoluciones científicas y las nuevas teorías que emergieron de ellas no se debieron tanto al hecho de haber encontrado nuevas respuestas para las viejas preguntas sino de haber sido capaces de formular nuevas preguntas para viejos problemas.

Rolando García, El conocimiento en construcción

La violencia de género forma parte del conjunto de las manifestaciones violentas de la sociedad. Pero resulta imprescindible observar cómo interactúan estas distintas manifestaciones, ya que la violencia de género cumple un papel diferenciado y estructuralmente esencial en la reproducción del conjunto.

Gior­gio Agam­ben pa­ra pen­sar po­lí­ti­ca y de­re­cho. Lo éti­co-po­lí­ti­co

1975. Tres de la mañana. Teléfono. (¿?) Raje. Abogados de La Liga. Beatriz Rajland ordena el desorden: borrarse. Cyro Cacho Eyras: sacate el tegobi. Ofrecen cobijo. David Tute Baigún me guarda en su casona de Belgrano, lejos de Lanús.
No se agradece, es deber de abogados militantes.
Déjenme que les agradezca hoy de esta manera.

¿Por qué Giorgio Agamben?

Mis reflexiones sobre la política y el derecho tienen puntos de partida muy alejados de Agamben.

Filosóficamente mis diferencias son sustanciales.

Dice Agamben: "La política ha sufrido un eclipse perdurable porque se ha contaminado con el derecho".

Yo pienso que la normatividad se ha contaminado con la dominación, una de cuyas formas es la dominación política.

We­ber, Lu­kács y la Es­cue­la de Frank­furt. He­ren­cias no re­co­no­ci­das y di­fe­ren­cias teó­ri­cas des­de una pers­pec­ti­va prác­ti­co-po­lí­ti­ca

Autor(es)

Introducción

Nuestra intención en este trabajo será analizar las relaciones e influencias no siempre reconocidas entre el pensamiento de Max Weber y el de algunos de los autores más importantes y paradigmáticos del llamado "marxismo occidental".

Partiremos para ello del análisis de los Escritos políticos de Weber, para pasar luego a intentar establecer puntos de continuidad y diferenciación con la obra teórica de György Lukács y con las del -por muchos considerado- "núcleo interior" de la llamada escuela de Frankfurt, concretado en los desarrollos teóricos de Adorno y Horkheimer.

Ha sido reconocida la influencia del pensamiento de Weber en las posteriores formulaciones lukácsianas, en la medida que es sabido que el húngaro estudió con el propio Weber y con otro de los autores "clásicos" de la sociología europea, como Simmel.

¿Metamorfosis del trabajo o metamorfosis del capital?

En los últimos años la polémica en torno al fin del trabajo ha tamizado los debates centrales de las ciencias sociales. En las discusiones que de una u otra manera hacen alusión a la temática, generalmente se asimilan conceptos bien diferentes (como trabajo y empleo), cuando no se mixturan niveles de análisis (el de modo de producción, el de las formaciones sociales e históricas concretas), o se hace referencia a fenómenos diversos que se utilizan tanto para afirmar como para refutar la desaparición del trabajo (aumento / decremento del empleo, el desempleo, la precarización del mismo, los cambios en la composición del trabajo, en las formas de organizarlo, entre otros).

Habermas y la complejidad social

Tanto en las recientes reflexiones de Habermas sobre el derecho, como en las que hiciera sobre esfera pública, la cuestión de la complejidad social impuso las condiciones de su actualización. ¿Qué es el derecho y cómo conservar su pretensión de validez? En primer lugar, Habermas critica la insuficiencia en que incurre aquella sociología del derecho que lo concibe como sistema autopoiético de la sociedad compleja (Luhmann). Para Habermas, esta teoría funcionalista no puede dar cuenta del derecho como categoría de mediación social, ni cómo ámbito de validez o normatividad. Si la complejidad surge como diferenciación funcional de los subsistemas y, además, es vista como suponiendo un definitivo un descentramiento de lo social, ¿qué teoría de la acción explica la integración social? Intentaremos mostrar a lo largo de este ensayo que en Habermas estas dos preocupaciones remiten a lo que en la sociedad moderna - aún no vista desde la "complejidad" - era la "idea de conjunto" o de unidad provista por las imágenes de totalidad, o sociedad como todo.

Pobres, trabajo, identidad y conflictos sociales

Esta presentación tiene como objetivo dar cuenta de una serie de interrogantes de carácter, tanto epistemológico cuanto teórico y metodológico, que han surgido en el transcurso de un programa de investigación empírica que estoy llevando a cabo en la actualidad y que muestra la tensión entre los resultados de esas indagaciones y las representaciones sociales creadas tanto por el discurso de las teorías sociológicas como por el político, el jurídico, el científico, el de la prensa escrita, entre otros. Estas investigaciones responden a una perspectiva interdisciplinaria en la que se unen la sociología, el derecho y la lingüística y sus resultados serán expuestos en la contribución al Congreso ALAS XXIV.

Género y clases sociales. Debates feministas en torno a E. P. Thompson

I - Introducción

El materialismo histórico dialéctico -vulgarmente reconocido como marxismo- es un fenómeno plural, lo que  implica una coexistencia problemática de sus múltiples tendencias. Sus fronteras de exclusión e inclusión  han sido trazadas de manera diversa a lo largo del tiempo y en función de particulares y variables coyunturas, tanto en el medio académico como en las tórridas arenas del quehacer político. No es nuestra intención problematizar tales fronteras, sino descubrir con ojos atentos las múltiples formas de ser fiel a una visión del mundo y a una utopía.

Distribuir contenido