Abalo, Carlos

Economista y Periodista. Fue titular de la cátedra Cambios en el sistema económico mundial, entre 1991 y 2003 en la Facultad de Ciencias Sociales, carrera de Sociología, UBA

La crisis y el porvenir del capitalismo no se explican solo por la lógica de “El Capital”, pero sin ella son incomprensibles

Autor(es)

 

El comentario sobre el trabajo de Chesnais[1]puede ser un punto de apoyo para la comprensión del momento que vivimos, aunque el trabajo en sí me parece lleno de reiteraciones que poco aportan al conocimiento específico del capitalismo actual y no propone hipótesis que contribuyan demasiado a aclarar el presente conflicto social.

La mundialización del capitalismo es una consecuencia de la acumulación del capital. Es un proceso objetivo apoyado por la política del capital transnacionalizado, pero no la consecuencia exclusiva de una política predeterminada. Las características que toma el proceso de acumulación en el capitalismo global son una combinación de la reproducción capitalista y de las políticas que la fomentan, precisamente porque el capital transnacionalizado domina los resortes del poder político. El proceso de acumulación y el apoyo político que encuentra en la generalidad de los gobiernos son una sola y misma cosa. La realidad no es un resultado de la lógica objetiva ni tampoco de una política predeterminada sino de una interacción entre ambas en el seno de la sociedad.
Distribuir contenido